Publicidad

Soláriums: un bronceado artificial con riesgos y ventajas

Soláriums: un bronceado artificial con riesgos y ventajas
3 comentarios

Patrick Bateman, el asesino metrosexual de American Psycho, era un adicto de los rayos UVA, un bronceado rápido y limpio que le permitía estar moreno todo el año, aún a costa de las múltiples desventajas que le podía suponer para su piel.

Hoy en día muchos hombres acudimos a un centro de bronceado, cada vez hay más y son más asequibles. Nos proporcionan en pocas sesiones un tono más oscuro y nos preparan la piel antes de ponerla al sol natural, evitando así posibles quemaduras.

Pero, ¿conocemos realmente los peligros que comportan estas sesiones?, ¿sabías que pueden llegar a tener resultados beneficiosos sobre algunos tipos de piel?. Son preguntas a las que muchas veces hacemos caso omiso, pero que no están demás que se les busque una respuesta.

Numerosos dermatólogos afirman que lucir una tez morena mediante el uso de cabinas de rayos UVA está asociado a la aparición del melanoma o cáncer de piel, esto va unido a que los clientes de los soláriums no suelen ser informados de los peligros que conllevan estas sesiones, de las que muchas veces se abusa de manera indebida.

Mientras los esteticistas afirman que los rayos UVA alivian enfermedades de la piel como la soriasis o el acné, los dermatólogos les acusan de ser los causantes de numerosas anomalías cutáneas. Y la cosa no termina ahí, ya que los datos desvelan que en los últimos 20 años los casos de melanoma se han triplicado en España.

De hecho, Estados Unidos ha incluido recientemente los rayos UVA en la lista oficial de agentes causantes de cáncer, al considerar que el deterioro que provocan en la piel es semejante al que causa el sol, es decir, acumulativo. Otras numerosas asociaciones contra esta enfermedad subrayan el poder destructivo que tienen estas cabinas sobre las células de nuestra piel.

Los expertos consideran que más de 30 sesiones al año son un peligro. Superar las 50 puede provocar un prematuro envejecimiento de la piel, así como quemaduras, manchas, arrugas, flacidez y, en el peor de los casos, un melanoma o cáncer de piel por agotamiento de los sistemas de autodefensa.

Las personas con un tono de piel más claro, están sometidas a un mayor riesgo, por no hablar de la gente con manchas en la piel, con pequeños lunares o verrugas, son estas, las que deben de tener una mayor precaución y evitar en la medida de lo posible este bronceado artificial.

En lo que se refiere a los beneficios de los soláriums sus defensores aseguran que gracias a ellos se pueden conseguir notables mejorías en casos de acné, osteoporosis, menopausia o reuma. Asimismo, alaban el efecto positivo que tiene sobre el humor del cliente, “quien al verse más atractivo mejora también su estado de ánimo”, esta última es una de las razones causantes de la adicción a este tipo de centros.

Empresarios de este sector aseguran que el bronceado artificial ayuda a fortalecer los músculos y los huesos, previniendo osteoporosis, reuma o artritis y controlando anomalías cutáneas como el acné o la soriasis.

Nosotros, desde Mensencia te recomendamos que acudas a tu dermatólogo para que examine tu tipo de piel y te recomiende el bronceado más seguro. Recuerda que no todas las personas somos iguales y que cada tipo de piel necesita unos cuidados específicos.

Lo más importante es ser conscientes en cada momento de los peligros que corremos exponiendo nuestra piel a estas radiaciones, no sólo en soláriums, si no también en la playa o en el campo. Utilizar siempre una protección adecuada y seguir unos pequeños pasos para ligar un bronceado bonito, pero sobre todo sano y saludable.

Foto | Best Horror Movies, la Cruda Realidad (Blog)

En Mensencia | Autobronceadores, un sol en bote

En Arrebatadora | La obsesión por tomar el Sol tiene nombre: Tanorexia

En Vitónica | ¿Qué como para tomar el sol?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios