Compartir
Publicidad

Sobre la creencia popular que es bueno cambiar de cosmético

Sobre la creencia popular que es bueno cambiar de cosmético
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen por ahí que es bueno cambiar de crema porque la piel se acostumbra a ella. ¿Cómo se acostumbra? pregunté. Pierde su eficacia, respondió. ¡No sé de donde salió semejante estupidez!

Aunque es una afirmación gratuita, encierra cierta verdad sobre los beneficios de cambiar de cosmético de vez en cuando. Me explicaré. Pero antes del rollo que te voy a soltar, que quede claro que utilizar siempre la misma crema no tiene nada de malo.

La cuestión es que tampoco tiene nada especialmente bueno, hablando en general, por supuesto. La cuestión de todo ello tiene que ver con lo que os comentaba en el post de las condiciones de la piel, por ejemplo. Las necesidades de la piel no son estáticas: van cambiando con el tiempo.

Y si no, preguntadle a nuestro Raul, es testigo de ello. La piel necesita cuidados diferentes en verano y en invierno, si vives cerca del mar o te trasladas a la ciudad, si has estado convalesciente varias semanas o simplemente porque ahora tu hobby ya no es pedalear en la bici sino hacer submarinismo.

Cuando cambia alguna situación similar en tu vida, la piel puede cambiar de necesidades también. Puede que tu fluído oil-free ya no sea suficiente ahora que buceas y necesites una hidratante diferente. O al revés, tu hidratante de toda la vida ya no te conforta la piel porque te has hecho cocinero y sudas la gota gorda en el trabajo.

Un ejemplo. Una clienta utilizaba un serum de hidratación carísimo desde hacía años. Me la jugué y le dije que porqué no cambiaba de serum. Bueno, le iba muy bien, era muy agradable y no se le había ocurrido cambiarlo por otro. Tenía una piel hidratadísima, un buen stock en su piel. Pero tenía un problema de flacidez importante, conseguí cambiarle a un serum reafirmante y ahora su piel está mejor que nunca (menos mal, porque la puede que la hubiera perdido como clienta y no está la cosa …. la cosa no está, simplemente).

Moraleja: sin tomarlo al pie de la letra y cambiar de cosmético como de camiseta, cuando vayas de compras a la perfumería ten en cuenta si tu estado de piel continúa como siempre o si le pedirías algo más. Infórmate, repasa la estantería de la cosmética masculina, charla con la dependienta y elige el tarro ganador.

Foto | Fotolia
En Mensencia | La caducidad de los productos cosméticos no es una fecha , ¿Labios cortados? Atrévete con el cacao

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos