Publicidad

Los signos visibles de la flacidez de tu piel: cómo reconocerlos

Los signos visibles de la flacidez de tu piel: cómo reconocerlos
29 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si los geniales protagonistas de Barrio Sésamo escribieran este post, cambiarían su famoso: “Lejos, cerca” por: “flácido, firme”. La piel flácida es la que se ha relajado por perder firmeza que, como hemos dicho y repetido en Mensencia, es un problema habitual en la piel masculina por su grosor: la gravedad hace el resto. ¿Sabes si a tu piel le hace falta un cosmético reafirmante?

Aunque la flacidez es un signo de envejecimiento cutáneo (el tiempo no perdona), no se puede catalogar sólo en la categoría edad. Puedes ser joven y tener la piel flácida también: por aumento y disminución importante de peso, por herencia genética, por no darle los cuidados adecuados. Hay personas que acusan una piel envejecida por estrés.

Para saber si tu piel tiene flacidez, de la cual por supuesto existen distintos niveles, hunde un dedo en tu mejilla: si la piel cede a su contacto y literalmente se hunde fácilmente en ella, eso es tener signos de flacidez.

Dedicado a Dani

En los ojos, es muy fácil de ver: la piel delicada de los párpados se ha relajado y la piel “cuelga” hacia las pestañas. Ahí hace falta un contorno de ojos reafirmante para reforzarla.

El rictus del rostro lo marcan esas dos lineas a ambos lados de la nariz y boca: cuando la piel tiene flacidez, las mejillas pesan y marcan más ese rictus que, por naturaleza, ya tenemos. Alerta floja.

Más signos antes de que os marchéis disparados a miraros al espejo: la papada, ese doble mentón tan antiestético (te hace parecer mayor de lo que eres) que se aposenta bajo nuestra barbilla, en la zona del cuello, y que no quiere irse. Ahí la solución es doble y conjunta: dieta y cosmética reafirmante.

Productos reafirmantes

Que no cunda el pánico: los productos reafirmantes los encontrareis dentro de las gamas antiedad y pueden hacer mucho por vuestra piel flácida siempre y cuando invirtáis en un buen cosmético y en constancia. Y os puedo asegurar que la piel sube y se llega a recolocar en su sitio poco a poco.

Y, como dice el nuevo dicho que me acabo de inventar, más vale prevenir que reafirmar. Una buena hidratación mantendrá tu piel elástica y compacta más tiempo. Las dietas yo-yo (ahora yo engordo, ahora yo adelgazo) son un gran enemigo y causan estragos en la piel en ese sentido. Y en cuanto veas los primeros signos de flacidez en tu piel, pásate a un reafirmante diario como tratamiento de día o noche.

Success Future cuello y escote

Para casos en los que la flacidez campa a sus anchas por vuestro rostro, existe hoy día cosmética reafirmante muy potente que funciona muy bien. Como siempre, el cosmético más concentrado será un serum reafirmante que puedes combinar con una hidratante o, lo mejor, con una crema de día también de la gama reafirmante. En un par de semanas ya verás los primeros resultados.

¿Cómo van los ejercicios que os recomendé en este post? Dejadme adivinar: más chicle que ejercicios. Pues aquí estoy yo para recordároslo e insistir a los que quieren de verdad recuperar la firmeza de su piel. Ahora que pronto estareis de vacaciones, sesión doble diaria.

Tratamiento en cabina

Caso extremo: regálate un tratamiento reafirmante en cabina. La esteticista te puede proponer unas 4-6 sesiones con productos y técnicas de aplicación profesionales con las que obtendrás un resultado espectacular. Un conocido acabó el suyo hace un par de meses. Hizo dieta, perdió 12 kilos y, como es lógico, apareció una flacidez en cara y cuello importante. Si vierais la foto del antes y del después, aplaudiríais.

Fotos | Guerlain, Fotolia, ajac91
En Mensencia | Contra la flacidez del rostro masculino: ejercicios y chicle
En Embelezzia | Novedades en Success Future de Guerlain

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir