Compartir
Publicidad

La sauna, nuestra aliada

La sauna, nuestra aliada
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sauna se ha convertido en toda una aliada de belleza para muchos hombres gracias a sus excelentes propiedades y resultados.

Hoy en día resulta fácil encontrar una sauna llegando a convertirse en un elemento indispensable en cualquier gimnasio o spa que se precie. Además, seguramente alguna vez has estado tentado de entrar en una, si es que no lo has hecho ya. Veamos el por qué de su éxito.

Lo primero que debéis identificar es el tipo de sauna al que queréis acudir ya que existen dos tipos de sauna. La sauna finlandesa o sauna seca, que es la "sauna de toda la vida" o los baños de vapor o también conocida como sauna húmeda, de esta última ya os hablaremos más en profundidad en Mensencia próximamente. La sauna seca o finlandesa destaca sobre todo por la baja humedad que se concentra en su interior cercana al 20% y también por la alta temperatura, llegando a alcanzar los 100º según la zona.

Paradójicamente a lo que se pueda pensar y a pesar de la baja humedad en esta sauna se suda mucho más que en una sauna húmeda debido a que el cuerpo humano actúa como mecanismo de refrigeración y necesita expulsar más sudor.

16534147_a33a286092.jpg

Por tanto al sudar más tendremos un altísimo efecto desintoxicante, donde nuestro cuerpo eliminará a través del sudor todos los excesos e impurezas que arrastra nuestro organismo, como el alcohol, nicotina y un largo etcétera.

Pero no sólo se caracteriza por su efecto desintoxicante, también nos va a ayudar a limpiar nuestra piel en profundidad, ya que gracias al calor los poros se van a dilatar y expulsarán gran cantidad de impurezas dejando una piel con bastante mejor aspecto.

Otros de sus grandes efectos es, además del relajante y desestresante, la tonificación muscular, ya que los músculos van a ganar en elasticidad y movilidad, eso sí, para aquellos que pensaban que la sauna era el mejor sitio para perder peso están equivocados, tan sólo se pierden líquidos que serán recuperados en cuanto salgamos de ella.

Como casi todo en la vida, también la sauna tiene sus contras, ya que por ejemplo la baja humedad existente en el habitáculo puede resecar en exceso nuestro pelo. Para ello será esencial entrar con el pelo húmedo y protegerlo con una toalla.

También debemos tener especial atención a la hora de leer las contraindicaciones de una sauna, ya que no está recomendado a personas con problemas de circulación. Tampoco es recomendable estar más de 10 minutos la primera sesión ni tomar más de tres sesiones semanales, aunque para eso ya tenemos nuestro post de consejos para la sauna que os será de gran ayuda.

Imágenes | Maaniemi, Dave Kleinschmidt Más Información | Arrebatadora, Vitónica En Mensencia | A 90ºC: los beneficios de sudar en una sauna

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio