Publicidad

La estética tiene un precio

La estética tiene un precio
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta mañana estaba leyendo el periódico y me he sorprendido tristemente al descubrir, una vez más, que han detenido a un señor que realizaba operaciones estéticas en su casa. Como lo leéis, sin ningún tipo de formación, en unas condiciones higiénicas deplorables y con material propio de una clínica veterinaria operaba y es que la estética tiene un precio.

Con unos precios baratísimos, tenía clientes de toda España. Esta noticia parece que nos queda muy lejana a todos, y que nunca nos ocurriría algo así, pero es que a veces clínicas con una pinta estupenda y unos doctores con unos diplomas enmarcados no son garantía de éxito. Este fue el caso de Michel Maure, que desfiguró a 96 pacientes.

Con esto no estoy diciendo que no os sometáis a tratamientos estéticos, sino que tengáis en cuenta los siguientes consejos, porque en Mensencia nos gusta cuidarnos, pero siempre con precaución.

Información Antes de cualquier operación os deben explicar en qué consiste, qué procedimientos se van a seguir, postoperatorio, molestias típicas, entre otras cosas. Teneis el derecho de ser informados correctamente.

Titulación. Mi consejo es que compruebes la titulación del profesional en SECPRE (www.secpre.org), la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. Simplemente recordar que los cirujanos plásticos, son médicos que después de seis años de medicina, han realizado esa especialidad.

Instalaciones. Aunque parece de cajón, fíjate en el sitio donde operan. Obviamente, un chiringuito o en el peor de los casos, un domicilio particular no son los lugares idóneos. El centro debe tener licencia y certificado y estar preparado para poder reaccionar en el caso de complicaciones.Buscamos mejorar nuestro aspecto, siempre de una forma segura.

Milagros a Lourdes. Una operación es un acto médico, no magia. Y hay que ser realista con los resultados y no esperar más de lo que se puede hacer. Un buen médico nunca prometerá imposibles ni querrá operarte a toda costa.

Nadie da duros a pesetas. Los tratamientos estéticos tienen un coste, además de los honorarios de los profesionales.Así que no te fies de fórmulas extrañas ni milagrosas. Por ejemplo, el botox tiene que ser toxina botulínica no una fórmula que haga el mismo efecto.

Complicaciones. Aunque las operaciones estéticas son muy frecuentes y para los cirujanos es el pan de cada día, pueden surgir problemas. Debes preguntar cuál es el procedimiento en caso de emergencia, si serías atendido en el mismo centro o serías trasladado, entre otros. Es mejor estar informado, para poder decidir libremente.

En Mensencia | Cirugía masculina: las operaciones más demandadas y II
En Mensencia | Me hicieron una rinoplastia: mi experiencia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir