Compartir
Publicidad
Publicidad

La cosmética SOS cuando pierdes 20 kilos (I)

La cosmética SOS cuando pierdes 20 kilos (I)
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando ya no hablamos de perder algunos kilos sino de perder definitivamente peso, en mayúsculas y resaltado en fosforito por razones de salud, la piel empieza a temblar de miedo porque sabe que eso va a afectarle.

Los que habéis tomado ya la decisión de perder entre 15-20 kilos, o los que ya los habéis perdido: mis felicitaciones más sinceras. Es todo un mérito y todo vuestro. Pero hay que proteger la piel para el cambio que va a recibir y ayudarla si ya está hecho el cambio.

En cuanto empecéis la dieta, pasad por la perfumería a por buenos productos reafirmantes. No sólo faciales sino también corporales.


Estrias y flacidez van juntas de la mano

En realidad, ya deberíais haber tenido esa precaución al empezar a coger peso: cuando la balanza empieza a acumular 5 kilos más de los habituales, a por la hidratante o, mejor todavía, la antiestrías.

Ya que estáis cogiendo peso, hay que mantener la piel fuerte y elástica como prevención para evitar las estrías. Cada día después de la ducha, en las zonas genéticamente más vulnerables como el abdómen, el pecho o las lumbares.

En cuanto estéis motivados para perder esos kilos que dañan vuestra espalda, corazón o circulación, váis a sentiros mejor. Vuestra piel, no. Va a perder firmeza, y cuantas más décadas tengáis de edad, más difícil será su recuperación. Aunque difícil no es imposible ni mucho menos.

Por eso es importante seguir utilizando la hidratante corporal aunque en la operación retroceso de peso habrá que combinar la antiestrías y la reafirmante. Si no salieron estrías antes, mejor no agobiaros y centraros en la reafirmante.

Productos reafirmantes

Lo mismo con el rostro. Ahí tenéis más opciones específicas, como contorno de ojos efecto lifting, serums y tratamientos reafirmantes.

Si normalmente, por genética, a los hombres les convienen los cosméticos reafirmantes, imaginaos al perder todo ese peso.

No sé si conocéis a alguien que haya hecho esa proeza pero al principio hacen incluso mala cara, como si los hubieran apaleado o estuvieran muy cansados. Es normal y la buena noticia es que, con un poco de tiempo y paciencia, todo vuelve a la normalidad y se esfuma la cara de falso enfermo para resplandecer con la nueva talla.

Flacidez del rostro

Lo único que pretendo con este post es haceros llegar el mensaje de que la cosmética puede ayudaros mucho a minimizar esos efectos y que está a vuestro alcance.

Voy a ojear los catálogos de productos que más pueden convenir en estos casos y os lo comento en un próximo post.

En Mensencia | Los signos visibles de la flacidez de tu piel: cómo reconocerlos , Lo máximo que puedes perder de aquí a verano son 10 kilos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio