Depílate tú mismo en casa con bandas de cera fría

Depílate tú mismo en casa con bandas de cera fría
23 comentarios

La depilación, si dura, mucho mejor. Y si la puedes hacer tú mismo en casa, más barato. Dejando de lado la depilación llamada definitiva, lo mejor es utilizar cera puesto que arranca el pelo de raíz. Y quien no quiera pasar por el centro de estética, la opción son las bandas de cera fría.

Os tengo tan presentes en mi coco que, incluso cuando voy al supermercado, veo productos interesantes para vosotros. Me topé con un expositor abarrotado de cajitas Veet for men. Veet es una de las marcas de depilatorios que más se venden, ya sea crema, espuma o bandas de cera. La caja de la foto es la especial para hombres.

Por si no la encontráis, en mi opinión son las mismas que las tradicionales consideradas para mujeres. La diferencia está en las instrucciones del papelito del interior que están parcialmente orientadas a consejos específicos para hombres. O sea que podeis utilizar la marca que más os guste.

Las bandas de cera fría son dobles: cada banda se separa en dos dejando al descubierto la cera color verde. Si antes de separarlas las mantienes unos segundos en tus manos, la cera cogerá un poco de temperatura y será más manejable.

Pero antes de utilizarlas y conseguir unas piernas o brazos lisos como el día en que aterrizáteis en este mundo, un par de consejos. La cera no engancha si la piel está todavía húmeda de la ducha o si venís de hacer deporte; tampoco si la zona a depilar está sucia o grasienta. Eso incluye no utilizar ninguna leche o aceite corporal si os vais a depilar.

Estas bandas van bien si le pilláis el truco pero, aunque informan en la caja que son aptas para axilas y otras zonas sensibles, uis … no os lo aconsejo a menos que seáis unos veteranos de la auto-depilación. Si es vuestra primera vez, las piernas será la zona más fácil y también la menos sensible.

Una nota personal: si previamente os pasáis la máquina de cortar pelo para que los pelos no sean tan largos, váis a sentir menos el tirón y gastaréis muchas menos bandas. Ya que hay que hacerlo, simplificad la operación pelos-fuera.

Pues lo dicho, separáis la banda y la colocáis en la piel, presionando con la palma de la mano en el sentido del pelo. En la pierna, por ejemplo, la dirección es de la rodilla hacia el tobillo. Esperáis un segundo mientras pasáis la mano de manera que los pelos se encanchen en la cera. Ha llegado la hora del tirón, que será en el sentido contrario, claro.

Creedme si os digo que lo mejor es realizar el tirón de un golpe seguro y rápido. Nada de dudas, no es un raaaaaaas sino un ¡raas!. Contundente. Para evitar haceros daño, o incluso que se levante la piel, tensad la piel con la mano libre y con la otra arrancad la banda. (tengo la sensación de daros instrucciones para destriparos …)

Podéis utilizar la banda un par de veces o tres, hasta que esté lleva de pelo y ya la tiráis. Para depilaros cómodamente la parte de detrás (gemelos y más arriba), doblad la pierna hacia atrás, como si fuerais un pelícano, sobre una silla y trabajad las bandas con el cuerpo medio girado hacia atrás.

¿Tenéis amigos/as de confianza o que os deban favores? Porque los vais a necesitar para la depilación de espalda en casa. En cuanto al pecho, cuidadín: las instrucciones de Veet no lo recomiendan. De hecho, recomiendan NO aplicar en lugares que ni harta de vino se me ocurriría depilarme: ¿la cabeza, los ojos, la nariz, los genilates o los pezones?. Los hay masoquistas.

Eso sí, prohibido el baño de sol, ni antes de depilar ni después. Antes, porque la piel que viene de ponerse morena está debilitada y sensible: hay que esperar varias horas para poder depilar con seguridad. Mejor dejarlo para el día siguiente. He visto muchas piernas con tiras enteras de piel que se unieron a la banda de cera junto con los pelos.

El después, por lo mismo: la piel pierde fuerza y se debilita. Si veis que enrojece y que salen puntitos rojos, es normal. Pero irse a tomar el sol tras una depilación a la cera, sea fría o caliente, puede provocar una quemadura solar.

Sólo queda quitar los restos de cera de la piel. Usualmente, hay dos toallitas en la caja y son suficientes. Llevan un producto indicado para sacar la cera que ha quedado pegada a la piel pero, si no son suficientes, con una leche corporal un tanto espesa o un aceite, la podréis quitar también. Con sólo agua, no.

Y si no, a la ducha y frotaros con el guante de crin. Si quedan algunos pelos rebeldes sin causa aquí y allá, utilizad la pinza de depilar. La depilación seguramente os durará unas 4 semanas y, si utilizáis este método asiduamente, veréis como el pelo se va debilitando.

Sitio oficial | Veet
En Mensencia | El terror post-depilación: el vello enterrado , Mangroomer, aféitate la espalda

Temas
Comentarios cerrados
Inicio