Compartir
Publicidad

Lo nuevo de Purificación García en gafas

Lo nuevo de Purificación García en gafas
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay algo que me gusta especialmente de Purificación García, es la sobriedad con la que diseña algunos de sus modelos. Y especialmente en le mundo de las gafas, he de agradecerla ese toque elegante y señorial que aporta a las gafas. Yo, y que quede claro que esto es una opinión personal, soy de los que apuesta por que la gafa se convierta en una parte más del conjunto, no en algo que reste atención y protagonismo a la cara o que precisamente sirva para ocultar rasgos que no nos gustan de nosotros mismos o defectos genéticos (manchas, arrugas, o un color de ojos que no queremos). He visto de todo.

Por ello, la nueva colección de gafas para hombre y mujer de Purificación García, primavera-verano 2009 me ha gustado especialmente. Son gafas elegantes, tanto de sol como de ver (graduadas o no, hay a quien le gusta llevar únicamente la montura y los cristales sin graduar), que más que un atentado contra el buen gusto, se convierten en un complemento exquisito dentro del modelo que elijamos.

Purificación García 2

Las gafas de sol son precisamente uno de los apartados que más paso a revista, pues es aquí en donde una marca puede flojear y dejarse llevar por la influencia de otras muchas (como RayBan o D&G) que triunfan en el mundo de la visión en verano. Cortes muy rectos, gafas de pasta, con cristales rectangulares que, sin llegar a tapar todo el pabellón ocular dejan asomar parte de la ceja. El puente de unión es grueso pero precisamente es lo que pretende, no pasar desapercibido. Un toque muy elegante para una gafa de sol que bien podría pasar por una de ver. Como veis, son completamente negras, muy sobrias y sin apenas restos tipográficos de la marca (solamente vemos el sello de la casa en la patilla izquierda en el modelo masculino)

Purificación García 3

En cuanto a las gafas de ver, repetimos el mismo patrón. No llega a ser montura al aire pero aquí lo que pretende es que el impacto de la gafa se lo lleven las patillas, una forma muy elegante de hacer pasar desapercibida la gafa pues al ser de color negro azabache, puede perfectamente confundirse o no llamar tanto la atención, gracias al pelo. La montura en los cristales apenas se aprecia pero, como he dicho, de haberlo querido, las hubiese invisibilizado aun más con una montura al aire. Y no lo ha hecho.

Purificación García concibe a la gafa como un complemento más que no a de tener porque pasar desapercibido y que perfectamente puede ser el toque final de un elegante conjunto.

En Mensencia | Purificación García, colección Primavera-Verano 2009 Sitio Oficial y fotos | Purificación García

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio