Compartir
Publicidad

Las seis reglas para combinar tus calcetines como dios manda (II)

Las seis reglas para combinar tus calcetines como dios manda (II)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vamos a empezar el lunes con buen pie, y nunca mejor dicho. Que en Trendencias Hombre estamos cansados de que siempre se le de prioridad a las prendas grandes y vistosas de los conjuntos y pasemos por alto los pequeños detalles y los complementos que son, precisamente, los que le dan calidad y personalidad. Y de todos ellos, nos estamos centrando ahora en los calcetines.

Tras esta segunda entrega y después de haberos contado las tres primeras reglas para aprender a combinar con cabeza y estilo, no tendríais que tener ningún problema para sacarle todo el partido posible a vuestros zapatos y vuestros calcetines: auténticos gentleman de la cabeza... a los pies.

Una cosa es que sean claros, otra que sean blancos

1

Combinar calcetines claros con zapatos oscuros o con trajes oscuros no tiene por qué ser ningún problema, pero bien distinto es que estemos hablando de calcetines blancos: terminantemente prohibido. Con trajes y zapatos negros, los calcetines blancos se quedan en el cajón y se aprovechan para trajes de color beige o cremas que seguro que se sacan más partido.

El motivo es básicamente estético, porque resulta demasiado cantoso, queda muy exagerado y no pega ni con cola. Pero repetimos que una cosa es que sean calcetines blancos y otra bien distinta que sean claros o que incluyan al blanco en su diseño. Ahí podemos ser más permisivos.

¿Y si probamos sin calcetines?

1

Creo que sobra decir que lo de llevar loafers o náuticos sin calcetines solo puede aplicarse al verano y en ocasiones en las que el dress-code sea informal. Un traje de trabajo, para entrevistas o para bodas, bautizos y demás actos de semejante categoría, nunca podrá combinarse con zapatos sin calcetines por muy modernos, atrevidos, independientes y trasgresores que seamos.

En estos casos tenemos dos opciones: o bien utilizamos calcetines tobilleros para evitar el contacto piel/zapato, o bien probamos sin calcetines. El segundo caso estará indicado para aquellos pies que no suden o suden poco, pues de no ser así, el olor, las ampollas y la incomodidad estarán aseguradas. Y si los calcetines cortos pueden ser oscuros, mejor que mejor.

Atrévete a contrastar

1

Y la última de las reglas es la no-regla: obviamente las reglas están para romperse, de ahí que en lo referente a los cromatismos seamos bastante más permisivos (siempre y cuando respetemos la regla de no llevar calcetines blancos con trajes negros). Atrévete a contrastar tonos llamativos como amarillos, naranjas, verdes o rosas con el color del traje. Usa colores que no estén incluidos en tu outfit y estampados innovadores.

La clave está en no pasarse con las combinaciones y tener en cuenta que un calcetín llamativo ya tiene fuerza suficiente para todo el conjunto, por lo que deberemos cuidar que el resto de prendas sean algo más discretas o al final acabaremos vestidos como payasos.

En Trendencias Hombre | Las seis reglas para combinar tus calcetines como dios manda (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio