Compartir
Publicidad

Corbatas de punto de seda: imprescindibles en tu armario

Corbatas de punto de seda: imprescindibles en tu armario
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Considero que las corbatas son el complemento masculino más serio y aburrido que hay. De hecho, las solemos llevar un poco por obligación, bien porque se nos lo exige en el trabajo, porque debemos acudir a esa reunión con ella o porque tenemos la boda de turno y no nos queda más remedio que llevarla puesta.

Las corbatas de punto de seda son igualmente serias pero le añaden ese puntito de distinción y originalidad que muchas veces necesitamos, las reconocerás rapidamente por su textura de punto, como si estuviesen tejidas a mano, la mayoría termina en un corte recto, al contrario que la clásica de seda normal, que finaliza en pico.

Desde hace unos años han surgido como la alternativa a las texturas lisas de toda la vida, que siguen siendo una buena opción, aunque nunca está de más que renovemos este complemento. Son muchas las firmas que han apostado por el punto de seda, entre ellas, Carolina Herrera, Ralph Lauren, Paul Smith o Zara . Veámos las propuestas para esta temporada.

Ten en cuenta que llevar una corbata de punto de seda no te restará ni elegancia ni formalidad. Al contario, te otorgan ese toque chic, distinto y original, que muchos hombres deberían tener en cuenta. Así que no te lo pienses más y hazte con la tuya.

Triunfan sobre todo los tonos lisos o con topos, como el de la foto superior de Paul Smith, aunque las de rayas horizontales tampoco son una mala opción. Mi consejo es que apuestes por una en malva, como la que lleva Rafael Medina, o por una en tonos oscuros (véase marrón, marino o negro)

Distinguirás una buena corbata de punto de seda por la suavidad de su tacto, su etiqueta made in Italy y un corte inferior recto y bien rematado por un cosido de buena calidad. Tampoco suelen llevar forro, así que no sufras si las ves con poco cuerpo, ya que esa es una de sus características principales.

IN: Atrévete a llevarlas de una manera más casual, no necesariamente con traje. Un blazer azul marino, una camisa blanca de popelín, unos pantalones azules de rayas o pata de gallo y unos mocasines de lazo serán el look perfecto para lucirla y distinguirte del resto.

OUT: Intenta llevarlas en verano y no en invierno, y su nudo que sea siempre simple.

Foto | Paul Smith, Polo Ralph Lauren

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio