Compartir
Publicidad
Tener un orgasmo al mismo tiempo, ¿de verdad es posible?
Chicas

Tener un orgasmo al mismo tiempo, ¿de verdad es posible?

Publicidad
Publicidad

Creo que no miento cuando digo que somos muchos los que en nuestra tierna adolescencia, antes de tener pareja, sufríamos ante la posibilidad de no ser capaces de lograr un orgasmo al mismo tiempo que la otra persona. Unos años y unas cuantas relaciones sexuales después la cosa queda en duda: tener un orgasmo al mismo tiempo, ¿de verdad es posible?

Son muchos los que lo consiguen

Vamos, sin rodeos: sí, de verdad es posible. Y es que son muchas las parejas que lo logran en alguna ocasión, en uno de esos días que parecen conjugarse los astros y la sincronía hace que suceda, siendo una relación un poco diferente y en cierto modo especial.

Pero vamos, no debería dejar de ser considerado una anécdota (porque tampoco es que llegues al nirvana ni nada por el estilo), porque dice la estadística que lo más probable es que suceda en pocas ocasiones.

Y muchos los que no lo consiguen

Según los expertos, lo más habitual es que las parejas no lo logren nunca. Se calcula que el 15% de las parejas sí tienen orgasmos al mismo tiempo, pero obviamente no siempre, sino algunas veces.

La razón es que lo más lógico es que esto no suceda. La mayoría de hombres consigue un orgasmo en sus relaciones sexuales, pero no así el mismo número de mujeres. Algunas llegan siempre, otras a veces, y otras en raras ocasiones. Si hablamos de las segundas y las terceras la dificultad es evidente. Si hablamos de las primeras, es más fácil, pero no mucho más.

El orgasmo del hombre dura unos 5 a 10 segundos, y el de la mujer unos 15 segundos, aunque en algunos casos puede durar más tiempo (según la mujer y según lo que haga el hombre). En realidad no es mucho tiempo para que en una relación de varios minutos puedan confluir en el tiempo esos instantes, así que parece lógico decir que lo más habitual es que no suceda.

No obsesionarse con ello

Istock 000025689645 Medium

Lo importante, dada la dificultad de lograrlo, es no obsesionarse con ello. De hecho, lo más importante es ni siquiera tratar de conseguirlo, o al menos no siempre. Un día, como juego, "a ver si logramos llegar juntos", está bien, pero hasta ahí, porque si no la cosa puede volverse demasiado racional (hasta el punto de preguntar si ya está a punto de llegar en más de una ocasión, a riesgo de estropear un momento en el que es mejor no pensar demasiado) y se puede llegar a tener sensación de fracaso al no conseguirlo.

Vamos, que si eres de los que están obsesionados con conseguir un orgasmo al mismo tiempo, pues quizás deberías empezar a pensar en seguir disfrutando, porque al final lo que puede pasar es que la otra persona ni siquiera quiera tener relaciones contigo, sabedora de que estarás haciendo lo posible y lo imposible por lograrlo.

Además, ¿cómo haces para tardar más? ¿Y la otra persona para tardar menos? O viceversa, claro... pero es que me imagino a esas parejas en las que una parece que lucha por llegar cuanto antes y la otra se pone a pensar en el presidente del gobierno para llegar más tarde y oye, no sé si compensa el trauma del momento... y más teniendo en cuenta que en esas condiciones lo más normal es que aún haya menos sincronía.

¿Y si quisiéramos intentarlo?

Istock 000073452859 Small

Pues si quisierais intentarlo el consejo es buscarlo sin obsesionarse, por si cae la breva, siguiendo los siguientes consejos:

  • Fijarte en tu pareja para ir conociendo sus ritmos, sus tiempos, qué le gusta más, qué le gusta menos y cómo respira o gime cuando está cerca del orgasmo.
  • Si sientes que estás cerca del orgasmo y a tu pareja aún le falta un poco puedes intentar frenar un poco, enlentecer el ritmo o cambiar de posición a una en la que puedas alargar un poco más, pero cuenta con ella para hacerlo porque es posible que también frenes su progresión.
  • Si por el contrario sientes que ella está más cerca del orgasmo que tú, puedes acelerar el ritmo o buscar la posición que aumente la sensibilidad y el placer, por si logras con ello compenetrarte con ella.

En cualquier caso, lo logres o no, recuerda que la relación no tiene por qué acabar después del orgasmo, y menos si tú has llegado y ella aún no. Puedes seguir estimulándola para que ella también consiga un orgasmo y se quede satisfecha con la relación.

Fotos | iStock
En Trendencias Hombre | ¿Aplicaciones para medir el orgasmo? ¡Existen! ¡Y hay quien paga por ellas!, Otro orgasmo es posible: el masaje de próstata

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos