Publicidad

Los errores que no debes cometer en San Valentín: lee con atención que son unos cuantos

Los errores que no debes cometer en San Valentín: lee con atención que son unos cuantos
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

¡Oh! ¡San Valentín! El día en la que tienes que demostrar lo mucho que quieres a tu chica a golpe de tarjeta de crédito. El día en que bombonerías y floristerías hacen su agosto. El día que es una prueba viviente de que los sentimientos son tangibles y se pueden medir en dinero.

Y tú, que siempre te has mantenido al margen de estas tonterías color rosa palo, de estos escaparates saturados de globos y de las canciones románticas de Barry Manilow, ves que de repente, por impresionar a tu chica con la que llevas poco tiempo, por no escuchar comentarios tipo “pues a mi amiga X su novio le ha regalado un viaje a París” o simplemente porque antes de ayer viste Love Actually y te has puesto romanticón, te encuentras en un mar de confusión intentando encontrar un buen regalo para ella.

Todos mis compañeros de Trendencias Hombre ya te habrán aconsejado lo que debes hacer o te habrán sugerido qué regalar, pero aquí la Grinch lo que va a hacer es comentar los mayores errores que podrías cometer. Adelante, corazón perdido.

Regalos trampa, regalos bomba

Downwithlove.jpg

Cualquier hombre enamorado y detallista prestará atención a las indirectas que su chica le puede mandar. Bien, hay que diferenciar entre lo que es una indirecta y lo que no lo es, me explico: una cosa es que tu chica y tú estéis paseando por Ortega y Gasset y ella comente al pasar por Tiffany "Si tuviera más dinero me compraría esa pulsera" y tú ahorres y se la regales y otra bien diferente es que tu chica comente viendo una película "Ojalá tuviera el cuerpazo de Angelina Jolie" y le regales un set de cremas reductoras.

Así son los regalos trampa: tú compras algo con toda la buena intención del mundo porque crees que a ella le encantará y que necesita, como por ejemplo una Silk Epil y en el momento de abrir regalos será como destapar la caja de Pandora, porque sólo te quedará la esperanza de que con el tiempo olvide y perdone.

Los regalos trampa por excelencia son productos de belleza que no son perfume o que tienen que ver con cambios corporales y por supuesto, absurdas cosas del hogar (como una manta, por favor, ¿qué tontería es eso de regalar una manta o un jarrón? ¿Es tu novia o tu tía abuela?) y cosas relacionadas con la cocina y la limpieza a no ser que sean un carísimo robot de cocina o un aspirador robot o que tu novia sea chef. Pero en definitiva, guíate por tu instinto, si cuando has empaquetado el regalo empiezas a oir un tic-tac cada vez más fuerte es un regalo trampa. Regalos trampa = regalos bomba.

Regalos de aire oriental

Regalororiental.jpg

Vale, estás comprando el regalo con dos horas de antelación porque cuando has llamado a tu chica para concretar el restaurante al que vais a ir y a pesar de vuestra política de "no regalar nada, tu compañía es suficiente" ha soltado una perla del tipo "y tendrás una sorpresa esperando". Que puede ser un regalo, una cucaracha en el baño, un conjunto de ropa interior o la factura de la luz, pero no quieres arriesgarte y tirar por tierra dos maravillosos años de relación pasional.

Así que ahí estás tú comprando un regalo de gasolinera, también conocido como regalo de chino o regalo de última hora. Tienes tres posibilidades si te encuentras en esta situación: A) comprar lo más ridículo de la tienda y, utilizando tu fino humor, decir que se trata de un regalo irónico (poco recomendable) B) si conoces muy bien a tu novia, romperte la cabeza intentando encontrar algo que no apeste a barato y a última hora y que sea medianamente decente (poco probable, no, deja ese disco de Kamela) y C) comprar un sobre y papel y escribir "Vale por un fin de semana en un hotel con encanto" (altamente recomendable). Recuerda buscar un hotel con encanto después.

Las cenitas que sí y las cenitas que no

HeidiKlum_Burguer.jpg

Vamos a ver, o celebras San Valentín o no lo celebras. Aquí no valen medias tintas, no vale decir que no pero luego es que sí y no vale decir que sí y convertir esa noche en una decepción más grande que la de la graduación de Carrie. Es decir, que si es que sí y cenáis en casa y tú te encargas de la cena, no vale pedir dos pizzas. Si es que sí y salís a cenar no vale McAuto ni buffet libre. Si es que sí y vais a ir a un restaurante, acuérdate de reservar. Si es que sí, hijo mío, que no parezca que es un no que a última hora se ha convertido en sí.

Si puedes sorprender, sorprende

Flores y bombones. Cenas románticas y escapadas. Viajes a París o Roma. No digo que no tenga encanto, pero está tan visto que aburre un poco. Quizás puedas desmarcarte con algo original e inesperado, con algo que no sea un cliché. No se, si tu novia es aventurera, llévatela a la montaña. Si tu novia es muy cinéfila, regálale un abono de la filmoteca. Si tu novia es insoportable, déjala.

Cualquier cosa que suponga no caer en clichés será mejor. Y por favor, no caer en clichés no es sinónimo de caer en chorradas como regalar una estrella o apadrinar una cabra en peligro de extinción.

Extras: en caso de que estés soltero

 Colin_Firth_-_A_Single_Man.jpg

Esta es una lista de cosas que no debes hacer:

    - Llamar a tu ex a altas horas de la noche
    - No respetar esa orden de alejamiento
    - Mirar a través del cristal del restaurante en el que está tu ex cenando con su nuevo novio poniendo cara de pena y llevando un cartel de "No puedo vivir sin ti"
    - Quedar con la madre de tu ex
    - Disfrazarte de troll, entrar en restaurantes y bailar sobre las mesas
    - Si haces esto último, grábalo y cuélgalo en youtube
    - Comprarte un megáfono, construir una carroza y organizar la Cabalgata del Desamor
    - Romper con las novias de tus amigos por ellos
    - Llevar chándal
    - Comprarte muchos gatos

En Trendencias Hombre | 9 regalos que harán interesante tu San Valentín

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir