Publicidad

9 frases de película que no te funcionarán en la vida real por mucho que lo intentes

9 frases de película que no te funcionarán en la vida real por mucho que lo intentes
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ah, el Séptimo Arte. Me gusta aplicar al cine una frase que Homer Simpson dijo una vez sobre el alcohol: "causa y a la vez solución de todos nuestros problemas". Quizás sea un poco exagerado decir esto sobre el cine, a fin de cuentas, no hace daño a nadie, ¿o sí? Pues sí, pese a no ser tan nocivo como puede ser el alcohol el cine hace daño a mucha gente y tiene algunos puntos en común: a veces te hace estar eufórico, a veces te hace deprimirte y a veces puede llegar a hacerte incluso vomitar.

El cine es parte de nuestras vidas. Tanto que ha hecho que nos empecemos a creer muchas cosas que aparecen en pantalla y que no nos parezcan escandalosamente irreales como que puedes ligar en cualquier sitio con una bella desconocida, como que tu vecina del quinto va a estar muy buena o como que, por muy mal que os llevéis, tu padre siempre aparecerá en el partido más importante de tu vida para demostrarte que estás por encima de su trabajo.

El cine (y en España, por desgracia, el doblaje) hace que frases que en un contexto real te parecerían ridículas tengan sentido. Para que no te pase jamás, en Trendencias Hombre queremos mostrarte diez frases de cine que jamás deberías decir en la vida real.

1. No he podido evitar escuchar su conversación y...

ChusLampreave.jpg

Por favor, ¿existe frase más pretenciosa que "no he podido evitar escuchar su conversación"? ¿Por qué no has podido evitarlo? ¿Estaba hablando muy alto? ¿La música está muy baja? ¿O es que quizás tienes espíritu de portera? La respuesta natural a esta pregunta en un contexto real sería: "pues evítelo la próxima vez y métase en sus asuntos". Pero en el cine esa respuesta no existiría jamás. Al contrario, en el cine cuando hay dos personas hablando de cosas y aparece un tercero con ese "no he podido evitar fijarme/escuchar" y los otros dos, que deben tener una necesidad de aprobación tremenda, escuchan atentos lo que ese completo desconocido que, por lo que saben de él podría ser un sociópata a punto de destrozarles la vida. Pero le escuchan, porque algo tendrá que decir, algún consejo les tendrá que dar, de alguna forma les podrá solucionar la vida.

2. Creo que tenemos compañía

¿A qué te refieres? ¿Vienen tus padres a cenar? ¿Has invitado a un par de amigos? ¿Es porque hay partido? O espera, ¿te refieres a que nos están siguiendo? ¡¿Nos están siguiendo y tú me sales con eso de "tenemos compañía"?! ¡¿Eres el hombre de hielo o qué?! ¡Corre por lo que más quieras! ¡Lánzales tu iPhone! ¡Métete el dinero en los calzoncillos! ¡Haz algo!

3. Siempre nos quedará París (especialmente durante una ruptura o separación)

Casablanca.jpg

Qué bien, eres todo un romántico ¿eh? Y probablemente hayas escogido la frase menos manida de todo el cine para demostrarlo. No eres Humphrey Bogart y el "Siempre nos quedará París" queda fetén en Casablanca, cuando él se ha jugado la vida por ella, cuando el destino los separa. Pero por favor, si eres de Albacete y lo dices porque tu novia se va de Séneca, evita utilizar esta frase.

4. ¿Qué va a hacer? ¿Detenerme?

Pues vamos a ver, estamos en España y le estás diciendo eso a un policía después de vomitar encima del coche patrulla. ¿A ti qué te parece?

5. Camarero, póngame un whiskey y deje por aquí la botella

JamesBond.jpg

Antes de pronunciar esta frase piensa en lo que te puede costar en cualquier bar del centro que el camarero te deje ahí la botella. Después, ponte a pensar en la imagen de borrachuzo que estás dando en ese bar. Después de esto, pregúntate si eres un policía de L.A que está detrás de un asesino en serie muy peligroso. Si la respuesta es no, jamás pronuncies esa frase.

6. Pasa a mi casa y prepararé unos emparedados

Entiendo por emparedados que vas a preparar un sandwich. Lo que me lleva a pensar que eres un anfitrión pésimo si lo que me vas a preparar es un sandwich. Y que debe estar dándote un ictus para decir "emparedados" en lugar de "sandwiches".

7. ¡Siga a ese coche!

TheFast.jpg

¿A quién le estás dando exactamente la orden? Voy a suponer que a un taxista y que no estás tan desquiciado como para haberte subido a un coche aleatorio dando órdenes. ¿A quién pretendes seguir? Dudo que sea a un jefe de un cártel mexicano. Igual es a un amigo. Igual a una chica. De cualquier forma, el taxista debe estar ya hasta la coronilla de payasos que se suben a su taxi al grito de "¡Siga a ese coche!"

8. ¿Está usted completamente loco?

Es natural que alguien realice esta pregunta en una película a alguien como Bruce Willis cuando cruza media ciudad para desactivar una bomba en un colegio de niños. Pero piensa detenimadamente lo que estás preguntando, si en la vida real necesitas preguntarle a alguien "¿está usted completamente loco?" seguramente lo esté. ¿Para qué quieres conocer la respuesta? ¿Por qué le hablas de usted? ¿No le conoces de nada?

9. "Querida"

Llamar a alguien "querido" o "querida" solamente está permitido si eres Audrey Hepburn o si tienes más de sesenta y cinco años y no lo dices con voz de depravado sexual.

De modo que aunque hayáis pasado un fin de semana entero haciendo una maratón de películas americanas y cuando salgáis a la calle penséis eso de "los raros son ellos" recordad que no, que este tipo de frases funcionan única y exclusivamente en las películas, como sacar siempre el dinero justo del bolsillo y lanzárselo al taxista, morir el día antes de jubilarte o enamorar locamente a Jennifer Lawrence.

En Trendencias Hombre | Pretty woman: la cuna del estilo de los 90

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir