Compartir
Publicidad

¿Chanclas a diario? No, gracias

¿Chanclas a diario? No, gracias
21 Comentarios
Publicidad

Ahora que estamos en pleno verano son muchas las personas que por comodidad y frescura optan por las chanclas, havaianas, flip-flops, etc.. como calzado de uso diario, más allá de la playa y la piscina.

Partiendo de la base de que si busamos ser un hombre con estilo no es el calzado más idóneo para utilizar fuera de los lugares indicados, también debemos tener en cuenta que el uso continuado de este tipo de calzado perjudica seriamente nuestros pies a corto y largo plazo.

Si os fijáis el único apoyo que nuestros pies tienen sobre el suelo al caminar con este calzado es la tira que se mete entre los dedos. Esto provoca que al caminar forcemos más nuestros pies y los dedos se curven sin darnos cuenta, ya que es la única forma de que nuestro pie avance con las chanclas.

Otro aspecto negativo de este calzado es que al caminar, el pie queda al aire por lo que al apoyarnos el peso no queda bien distribuido y acabamos forzando la zona lumbar y cervical, además de tener que hacer más esfuerzo a la hora de caminar lo que acaba provocando contracturas y sobrecargas en nuestras piernas.

Evidentemente si es para ir a la playa o la piscina es un calzado que no tiene ningún problema, pero si queremos abusar de su uso y utilizarlas como un complemento de moda estaremos cometiendo un grave error, no sólo estéticamente hablando, ya que no son la prenda más estilosa que podamos encontrar precisamente.

Si lo que buscas es un calzado cómodo y fresco de cara al verano y además refuerce tu look, lo más recomendable es optar por las sandalias masculinas, por ejemplo las de gladiador. Al estar sujetas por nuestro talón forzamos mucho menos el pie y los esfuerzos se distribuyen mejor.

Imagen | badbrother
Más Información | Vitónica
En Mensencia | Sandalias, cuándo sí y cuándo no
En Mensencia | Sandalias de gladiador, no son sólo para ellas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio