Compartir
Publicidad
Publicidad

Tipos de personajes que nos encontramos en la playa

Tipos de personajes que nos encontramos en la playa
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si el mes pasado le tocaba el turno a los personajes que habitan los gimnasios, esta vez no quería dejar pasar la ocasión de dedicarle un post a toda esa “fauna playera” que vemos todos los veranos en nuestros arenales, y que ya de por sí, se han convertido en auténticos personajes.

Las playas más grandes y numerosas son los principales focos donde podemos ver este tipo de personajes. Además es muy raro que fallen a su cita con el sol, por lo que comunmente los solemos ver año tras año. Sus meses favoritos, son evidentemente julio y agosto, aunque también suelen aprovechar los meses de junio y septiembre, sobre todo los fines de semana.

Su actividad se centra principalmente en las horas centrales del día. Son los momentos en los que las playas registran su mayor afluencia. Sin ellos, el “ecosistema playero” se vendría abajo. Estos que describo a continuación son los más comunes de identificar.

Los buscadores de tesoros

Uno de los ejemplares más difíciles de avistar son los buscadores de tesoros, ya que su actividad se centra en las horas finales del día cuando casi ya ho hay gente. Normalmente bajan a la playa vestidos de calle, y con un detector de metales en el brazo. Si tienen suerte pueden llegar a encontrar un pendiente de fantasía, alguna moneda de 10 céntimos, una esclava de un bebé o algún piño de oro, aunque este último no suele ser lo habitual.

El rastreo de estos metales preciosos lo suelen hacer ellos solos, la concentración y el silencio son dos de las claves fundamentales para no volver a casa de vacío. Algunos, con suerte y nunca mejor dicho, hacen su agosto.

El chulo de playa

Probablemente el ejemplar más conocido, una especie que siempre ha estado en peligro de extinción pero que desgraciadamente sigue ahí. Los distinguirás rapidamente por su cuerpo tonificado y trabajado en el gimnasio durante todo el invierno. No son necesariamente guapos, su labia y sus abdominales son sus mejores aliados a la hora de alcanzar su presa.

Su postura erguida con los brazos en la cintura es otra de sus características principales. Normalmente también se acompañan de unas gafas de sol tamaño XXL, un bañador minúsculo “tipo marca pelotas”, un paquete de tabaco, peine, gomina, algún elemento decorativo como un collar o un rosario y lo más importante, un móvil tipo Nokia N70 con el que retratan a sus ligues.

El chulo de playa además, suele acudir a los arenales en manada, acompañado por dos o tres machos de su misma especie. Ojo, porque el sitio donde ponen su toalla no es casual, ya que se sitúan en un área cercana a sus posibles presas. Así que cuidadito si dejas mucho tiempo a tu novia sola mientras te tomas ese baño.

El socorrista oportunista

Vigilante de la playa y ligón a tiempo parcial, ese es su principal acometido. Normalmente las féminas se vuelven locas en cuanto avistan un bañador de color rojo o naranja y un silbato colgado del cuello.
Su función es velar por la seguridad de los bañistas y socorrerlos si fuese necesario.
En las horas muertas y si se tercia, suelen practicarle el boca a boca a alguna chica con síntomas de “ahogamiento amoroso”.

“El David Meca de turno”

Machos con gran aguante en el medio acuático a los que les encanta nadar varias millas. Esos puntitos negros que vemos a dos kilómetros de la costa no son bollas oscuras si no sus propias cabezas. Les encanta nadar con bandera amarilla o roja durante varias horas, igual que hace David Meca.

También suelen darle bastante la lata a los socorristas que muchas veces tienen que acudir con las lanchas de salvamento para darles un toque y decirles que no sigan nadando porque es posible que les dé un tirón o un calambre y quizá ya no puedan regresar a la orilla. Y digo yo.. ¿es necesario nadar hasta tan lejos?, ¿no les llega con hacerse varios largos en una piscina?.

Los melómanos del radio cassette

¿Quién no lo ha visto alguna vez a la típica pandilla de 15 adolescentes que sitúan sus toallas como auténticos centuriones romanos en formación?. Seguro que te habrás dado cuenta que alguno de ellos siente una sensibilidad especial por la música, para ello, acuden a la playa acompañados de un macro radio cassette con CD al que vulgarmente denominan “loro” y que ponen a todo volumen durante el tiempo que “acampan” en la arena

Los demás bañistas tienen la suerte de poder escuchar temas tan entrañables como “A ella le gusta la gasolina”, “Baila Morena” o “Hasta cuando”. ¡Perrea, perrea!

Frikis de playa

Una playa que no tenga sus propios frikis no es una buena playa. Su hábitat preferido es la orilla, por la que se pasean como si se tratase del plató de Crónicas Marcianas. Son especímenes raros a los que simplemente les gusta llamar la atención. Su carácter es muy pacífico y lo único que desearían es ser algo famosillos para que la gente los reconociese y les pidiese un autógrafo, pero desafortunadamente no es así.

“Los cangrejeros”

Lo más bizarro de las costas españolas. Para ser un “cangrejero” no hay edad, he visto a niños de 2 años y abuelos de 85, el caso es que siempre están ahí, al acecho. Pequeños pececillos, estrellas de mar, crustáceos, algas o algún cangrejillo muerto, cualquier cosa vale para volver orgulloso a casa y con el cubo lleno.

Lo que me pregunto es dónde acabará toda esa fauna marina, ¿los tirarán por la cisterna, harán un salpicón de marisco con ellos?, ¡qué gran duda…!

El mirón

Sus miradas furtivas los convierten en auténticos depredadores marítimos. Aficionados al top less y a todo aquello que implique llevar poca ropa. Podemos avistarlos en la playa y en paseos marítimos cercanos a los arenales. Personalmente me he encontrado con alguno de estos especímenes portando unos prismáticos, de los que se valen para apreciar más de cerca la anatomía femenina o en su caso la masculina. Otro clásico de los mese de verano.

Y hasta aquí el primer capítulo de los grandes personajes de playa. Seguro que también tendrás los tuyos en tu lugar de vacaciones porque raramente suelen fallar a su cita con la sombrilla.

Foto | Diariosur, Mi playa de las Canteras
En Mensencia | Tipos de personajes que nos encontramos en el gimnasio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio