¡No te lo pongas!

¡No te lo pongas!
16 comentarios

Nadie nace sabiendo combinar un cárdigan con unos vaqueros, eso es algo que ya hemos podido ver aquí, en nuestra propia página. Sin embargo, no es menos cierto que hay muchísimas formas de aprender.

A pesar de lo que algunos digan, desgraciadamente la moda no se puede aprender en los libros. Es necesario ver, tocar, probar, mezclar y arriesgarse, y para eso es mejor el contenido visual. Además, se trata de un mercado tan cambiante que cualquier publicación que no sea un análisis histórico queda obsoleta en tres días. Para eso, Dios inventó las revistas, los blogs como este, y los programas de televisión de los que os voy a hablar hoy.

Mejores o peores, hay que admitir que todos estos realities que enseñan cosas son hipnóticos. Llámese Super Nanny, El Encantador de Perros o Miami Ink. Mis favoritos: aquellos que cogen a un desastre con patas y lo convierten en todo un señor o señora, sin ayuda de la cirugía estética. Esto, que para algunos será una tontería sin importancia, es fundamental.

Empecemos por No te lo pongas, presentado por Stacy London y Clinton Kelly, dos estilistas norteamericanos que son la bomba. Te dan 5.000 dólares para que te vayas de compras por Nueva York, y antes de soltarte por la gran manzana te ofrecen un cursillo acelerado de moda, con los aciertos y los errores de tu vestuario actual. Vestuario que, por cierto, tendrás que tirar a la basura si quieres participar en el programa.

London y Kelly tienen la teoría de que tu cuerpo no tiene que adaptarse a la ropa, sino la ropa a tu cuerpo. A partir de ahí, todo. Conocen cada tipo de corte, cada color, y lo ajustan perfectamente a la persona que tienen que vestir. Con la colaboración de Nick Arrojo, peluquero, y Carmindy, maquilladora, terminan el trabajo. Normalmente los resultados son sensacionales, y lo mejor es dejar a Arrojo libre con tu pelo, porque suele acertar.

Es realmente fascinante ver cómo no hace falta un bisturí sino un poco de confianza en uno mismo y unos conocimientos básicos que están al alcance de todos. Porque sí, no es el Santo Grial, sólo hace falta leer los contenidos adecuados en los lugares adecuados (¡aquí, aquí!). Lo malo es que la mayoría de los episodios están centrados en chicas, pero hay varios en los que enseñan a vestir a diferentes hombres, con diferentes estilos y que son cien por cien recomendables.

steven sabados y chris hyndman, so chic

Otro reality de este tipo es So Chic, aunque este tiene menos chicha. De nuevo tenemos a dos estilistas, cada uno con un presupuesto diferente, que tienen que preparar a dos amigos para una fiesta. Uno recibe más cantidad que el otro, intentando demostrar la premisa de que el estilo no es cuestión de dinero. Steven Sabados y Chris Hyndman realmente reciben muy, muy pocos chicos y su estilo es mucho más conservador (lo puedes ver con su propia ropa), pero a veces lo hacen y es curioso escuchar y tomar nota de los consejos que dan a los aspirantes.

Desgraciadamente, en este sector todavía se concentra toda la atención en un público y cliente femenino, pero vale la pena buscar esos episodios y echarles un vistazo. Personalmente prefiero No te lo pongas y aquí, entre nos, un secreto: mi iniciación a la moda vino de su mano.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio