Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Jacob o Edward? Crepúsculo, ¿realidad o ficción?

¿Jacob o Edward? Crepúsculo, ¿realidad o ficción?
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El otro día acompañé a mi mujer al médico y el en rato que estuvimos en la sala de espera me quedé alucinando con lo que leían las pacientes. Todas estaban enganchadas a los libros de Crepúsculo, el bestseller de amor y vampiros a dosis iguales. Y en concreto a dos personajes: Edward, el protagonista, y Jacob, su rival por el corazón de la protagonista.

Yo pensaba que este libro triunfaba entre las adolescentes, pero nada más lejos de la realidad, y a las treintañeras (y no tan treienteañeras) les apasiona. De hecho, iniciaron un debate sobre qué personaje sería el hombre de su vida y qué les volvía locas de Edward o Jacob, los protagonistas. Cuando salí de mi asombro, decidí analizar qué es lo que les vuelve locas de estos personajes.

Después de una labor de documentación, y para los no iniciados en la tetralogía, os diré que Edward es un vampiro guapo, pálido (obvio, está muerto), reservado e inteligente. En el cine lo interpreta, Robert Pattinson y destaca por su amor incondicional, por cuidar a su novia, ser detallista, tierno, paciente e incluso compone nanas.

Mientras que Jacob es un hombre lobo, menos maduro, impulsivo, divertido, muy atractivo y con un toque salvaje. En el cine lo interpreta Taylor Lautner, actor moreno con piel oscura, ya que en la novela tiene descendencia ascendencia india. En la primera película llevaba el pelo largo, peinado con raya en medio, que le daba un toque más étnico. En la segunda película, y acorde con el libro, se corta el pelo muy cortito a cepillo, lo que le da una imagen más moderna y adulta.

Representan a dos tipos de hombres muy diferentes, tanto físicamente como mentalmente. Casi podríamos decir que son la antítesis, pero cada uno tiene su encanto (según mi documentación, que conste). Es curioso como unos personajes de ficción, son capaces de arrancar suspiros e incluso enamorar. Y nosotros mientras, debemos tomar notas de qué le gusta a las mujeres y potenciarlo. ¿Os identificáis con alguno de ellos? (Dejando de lado los temas sobrenaturales, claro).

En Mensencia | El estilo de la semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio