Compartir
Publicidad
Publicidad

Higiene básica con los productos cosméticos

Higiene básica con los productos cosméticos
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy quería aprovechar para tratar un tema muy importante y que repercute directamente en nuestra salud: la higiene con los productos cosméticos. Son unos sencillas conductas que velarán por la salud de boca, de tus ojos y de tu piel; y más aún en verano, que con el calor hay que vigilar mucho más el contagio de bacterias.

Un factor muy importante en la duración de estos productos es la temperatura del lugar donde los guardas. De hecho, existen pequeñas neveras para guardarlos en el baño. No es necesario llegar a estos extremos, pero sí guardarlos en un lugar seco, lejos de humedades, fresco y sin luz directa. Seguro que tienes un cajón en el cuarto de baño o en tu habitación que reúne estas características. En el peor de los casos, seguro que puedes hacerle un hueco en la nevera.

Los tapones están para usarlos, es decir, cierra siempre bien los botes o tarros para conservarlos correctamente, ya que si no algunos ingredientes se pueden evaporar y alterar la composición del producto.

Toallitas

Las esponjas que se utilizan para aplicar el maquillaje o el corrector son una fuente de bacterias, por lo que debes desecharlas cada cierto tiempo (tres meses más o menos, depende de la frecuencia con la que la utilices). En todo caso, siempre puedes lavarla con agua y jabón neutro y dejarla secar antes de usarla de nuevo.

Si tienes heridas en la boca o incluso algún herpes y utilizas cacao, te recomiendo que lo tires después ya que así evitarás futuros contagios. Lo mismo ocurre con los contornos de ojos o incluso el rimmel si utilizas, si has tenido una conjuntivis o un orzuelo, ya que son contagiosos

Hace tiempo Cristina os habló de la caducidad de los productos cosméticos y de cómo los productos pueden perder sus propiedades. Pero es que además, te pueden provocar una reacción alérgica como le pasó a un amigo mío, al no fijarse en que unas toallitas bronceadoras estaban caducadas.

Contorno de ojos

Conclusión, debes hacer revisiones periódicas de cremas, maquillajes y demás potingues e ir observando si huelen como siempre, si tienen otra textura, etc. Intenta acordarte de cuándo abres los productos o si eres un desastre, siempre puedes anotarlo. Ante la mínima duda: a la basura, tu piel vale mucho más que unos cuantos euros.

Por último, si piensas compartir productos cosméticos con tu pareja, madre, tía o tus amigos, te aconsejo que no los apliques directamente en tu piel con el envase. Es más correcto, que te lo apliques en la mano y posteriormente en la piel, de esa forma podréis utilizar el mismo producto evitando las molestias y pequeños contagios.

En Mensencia | Verdades y mentiras sobre cosmética masculina I

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio