Compartir
Publicidad

¡Feliz 2014 a todos! Y ahora: método para sobrevivir a la tremenda resaca que tienes hoy

¡Feliz 2014 a todos! Y ahora: método para sobrevivir a la tremenda resaca que tienes hoy
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por fin le hemos dado la patada definitiva al 2013, un año cuyo número no parecía propicio para atraer la buena suerte y hemos entrado en 2014, un año en blanco, todavía repleto de esperanzas y buenos deseos. Algunos habréis entrado caminando como auténticos galanes y otros (pobrecitos míos) habréis entrado a gatas. No os preocupéis, no estáis precisamente solos. Y para eso está aqui vuestra editora amiga, una mujer muy precavida que antes de agarrarse a su botella de vino blanco ha preparado este post para deciros cómo sobrevivir a la terrible resaca del día 1.

Porque en Trendencias Hombre nos preocupamos por vosotros y no queremos que acabéis buscando respuesta a esta pregunta en Yahoo Answers.

Avisados quedáis de que esto no es ningún método científico, pero sí una solución perfectamente válida que he ido investigando a lo largo de las salidas y entradas de año, fiestas varias, guateques y saraos. Es imprescindible seguir todos los pasos para curar la resaca, sin saltarse ninguno.

¿Qué hago aquí? ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿De quién es este pony?

TheHangover.jpg

Tranquilo, si has amanecido en casa ajena y no recuerdas absolutamente nada lo primero que debes hacer es no dejarte llevar por el pánico. Lo segundo que debes hacer es palpar tu propio cuerpo: ¿tienes todos los órganos? ¿estás en una bañera con hielo? ¿hay un par de rusos apuntándote con un arma? Si todas las respuestas son negativas no vas por mal camino. Después debes revisar tus pertenencias: ¿tienes el dinero? ¿el teléfono móvil? ¿la cartera? Si la respuesta a esto es que sí, es que tu noche tampoco ha sido para tanto, pero oye, tampoco ha debido estar mal.

Intenta situarte a ti mismo en el espacio-tiempo y adivinar dónde estás. Quizás es casa de un colega. Igual es que has ligado, sea como sea, sal a la calle, para el primer taxi que encuentres y lárgate a tu agujero con la mayor dignidad posible. Nada debe ver tu patético estado el día 1.

Tuitea

WW.jpg

Si has amanecido en tu casa puedes obviar el primer epígrafe. Te acabas de levantar con la cabeza como si tuvieras a la Orquesta Sinfónica de Londres borracha tocando Paquito el Chocolatero dentro. Tu estómago suena como un coche de carreras. Tu voz es más ronca que la de Barry White, cuando Barry White tenía su peor resaca. Amigo, tienes un resacón brutal. El primer paso es compartirlo. ¿Por qué? Porque todo el mundo merece saber lo mal que lo estás pasando, porque encontrarás a más gente como tú, porque poniendo ese estado en Facebook se te curará el 1% de la resaca y en Twitter el 2%. Porque ya es tradición compartir resacas en redes sociales o una niña japonesa con el pelo muy largo saldrá de debajo de tu cama y te obligará a beberte otra copa.

El desayuno de los campeones

hurleylost.jpg

Después de llorar un rato abrazado a la almohada y jurar ante Dios que no volverás a beber en todo el 2014, debes armarte de valor y levantarte a desayunar. Saca al Ferrán Adrià que llevas dentro preparándote un desayuno espectacular, haciendo caso a lo que te pide el cuerpo: ¿que el cuerpo te pide macarrones a la boloñesa con nocilla? Dáselo, la naturaleza es sabia. Desayuna como si fuese tu último desayuno en 2014.

Vete a La Serena, en Badajoz

gatoderesaca.jpg

Igual te parece una locura porque te pilla muy lejos. Pero el mejor remedio para la resaca es irte a La Serena, en Badajoz, el embalse de agua más grande de España y bebértelo entero. Yo lo he hecho un par de veces y me ha dado buenos resultados. Luego han venido los ecologistas a regañarme por hacer esas barbaridades pero lo han entendido todo cuando les he dicho que mezclé vodka con ron.

Si no tienes fuerzas para irte a Badajoz (allá tú), intenta beber agua en tu casa. Aproximadamente, el contenido de veinte campos de fútbol en agua.

Cuéntale tu resaca a alguien por whatsapp

Ponte en contacto con algún colega, aquel con el que saliste ayer, por ejemplo, para escribirle frases como: "Tío, ¿qué bebimos anoche?", "Me va a explotar la cabeza" o "Joder, no vuelvo a beber más", antes del último paso. La fuerza universal de los colegas sirve de paliativo para la resaca.

Asúme que quizás no salgas de esta y túmbate en la cama

crying.jpg

La desesperación absoluta contribuye a superar la resaca. Túmbate en la cama y piensa que jamás te has encontrado tan mal y que quizás este sea el fin. Poco a poco, entrarás en un sueño reparador que irá desde los treinta minutos a las doce horas. Y amigo, haber comido y bebido suficiente junto con dormir como un bebé son los remedios infalibles contra las malditas resacas.

Recuerda que todo pasa, amiguito, el día 2 estarás como una rosa. ¡Feliz año nuevo!

En Trendencias Hombre | La lista de propósitos definitiva que no vas a cumplir en 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio