Publicidad

Encontramos las siete diferencias entre los Globos de Oro y la gala del Balón de Oro

Encontramos las siete diferencias entre los Globos de Oro y la gala del Balón de Oro
18 comentarios

Publicidad

Publicidad

Anoche estaba frente a la tele con el telediario de fondo cuando enfocaron lo que parecía una reunión de pimps, nuevos ricos y mafiosos en la que Cristiano Ronaldo estaba llorando. No pude evitar subir el volumen para escuchar su tierno llanto y pronto descubrí que se trataba de la ceremonia de entrega del Balón de Oro (los Oscar de los cristianorronaldistas) en la que, pese a todo el glamour y el dinero, habían racaneado pidiendo el catering a Telepizza. Luego me enteré de que se trataba de Messi, el Twitter de Telepizza me ayudó a entenderlo todo.

No pude evitar comparar esta gala con la otra gala que nos tuvo en vela la noche anterior: la ceremonia de los Globos de Oro, o como a toda la prensa le gusta llamar "la antesala de los Oscar" (y yo que siempre había pensado que la antesala de los Oscar era yo poniendo excusas para no ir al gimnasio). ¿Por qué? Porque una es algo así como la némesis de la otra, una es el estilo y la otra es el horterismo, una te hace pensar que todavía queda algo de la época dorada de Hollywood y la otra es como sería una fiesta en la mansión de Tony Montana. Pasemos a analizar y buscar las siete diferencias: Balón de Oro vs. Globos de Oro... Fight!

1. En una hay hombres con estilo y en la otra urgen estilistas

TwitterTelepizza.jpg

La teoría de que Messi es daltónico empieza a calar entre la sociedad: son ya dos años en los que el futbolista argentino lleva provocando derrames de retina en todo el mundo. El año pasado, lució un traje de topos similar a uno que llevó uno de sus ídolos, Maradona, que como todos sabemos, es un modelo a seguir en esta vida. Y el de este año ha tenido más o menos el mismo eco, con gente diciendo que parecía un repartidor de Telepizza o Bilbo Bolsón en El Hobbit. Messi, "menos es más" en moda es igual para hombres y mujeres. Evita los topos, los colores estridentes y, anticipándome al año que viene, también las transparencias.

neymar.jpg

Pero no sólo Messi destacó por vestirse sin espejos y con las luces apagadas, Neymar lució una pajarita de patchwork y un traje con estampados geométricos que, como todos sabemos, queda genial con esos pendientes de Manu Chao meets David Bechkam y ese corte y color de pelo de chico malo de barrio. Aunque a mi compañero Humbert Humbert pareció gustarle su look.

Una mención especial a los pendientes en general. Ese tren ya pasó, futbolistas del mundo, ya os los podéis quitar.

Contrastan con Leonardo DiCaprio, Aaron Paul, Michael Fassbender o Martin Scorsesse, sin ir más lejos.

2. En una se entregan Globos de Oro y en otra enfocan los globos de las novias de los futbolistas

viaputocracks.jpg

El perfil de novia de futbolista es muy analizable. Creo que el único punto en común con los Globos de Oro son los amoríos de Leonardo DiCaprio. Supermodelos y superdivinas son mujeres cuya única presencia en la gala es acompañar a sus parejas, ya que la ceremonia del Balón de Oro es una ceremonia súper masculina. Por ello lo poco es que se comenta de ellas es quién es novia de quién y cómo van vestidas y por lo que parece, si llevan escote o enseñan pierna mejor que mejor para los titulares.

3. A una va Michael Fassbender y a la otra no

MichaelFassbender.jpg

Y se pega este baile con Benedict Cumberbatch. No tengo nada más que añadir.

4. En una hay risas y en otra hay lágrimas

Hubo momentos épicos en la gala de los Globos de Oro, por ejemplo, cuando Tina Fey dijo que Gravity es "una película en la que George Clooney prefiere alejarse en el espacio y morir antes que pasar un minuto más al lado de una mujer de su edad". ¿Qué tenemos en la entrega del Balón de Oro? Las emotivas lágrimas de Cristiano Ronaldo, que además se convierten en noticia... así de aburrida tuvo que ser el resto de la ceremonia.

5. En una las mujeres son protagonistas y en la otra son atrezzo

TinayAmy.jpg

Tina Fey y Amy Poehler fueron las encargadas de presentar la gala de los Globos de Oro y lo hicieron con inteligencia, humor y desparpajo. Un humor menos agresivo y delirante que el del anterior host, Ricky Gervais, pero igual de entretenido. Empezando por sus presentadoras, así como las nominadas, en la gala de los Globos de Oro las mujeres tienen gran protagonismo, alejándose de clichés.

Siempre que hay una gala la pregunta que debe hacerse es "¿La vería Beyoncé?", si la respuesta es negativa esa gala no merece la pena.

6. En una se ríen de sí mismos y en otra se toman muy en serio

Algo que me resulta de mal gusto es la rivalidad abierta entre los futbolistas antes de la entrega del Balón de Oro. Queda feo, chicos, queda de gallitos de corral. Hay que saber ganar y hay que saber perder y en cualquier ceremonia de entrega de premios de Hollywood tanto los ganadores como los perdedores están brillantes. Sólo se escuchan palabras de elogio, se palpa el compañerismo: una virtud que debería estar más ligada al deporte, creo yo.

La vida a veces ya es demasiado complicada como para tomárselo todo tan en serio (y permitidme aquí la acotación: ¿es realmente tan dura la vida de un futbolista?) y si de algo saben en Hollywood es de reírse de sí mismos todo el tiempo.

7. Una siempre tiene más chicha que la otra

JenniferLawrencejefa.jpg

La alfombra roja siempre es más interesante en los Globos de Oro, también la gala, los premios y por supuesto, los asistentes, especialmente si Jennifer Lawrence está invitada (que siempre lo está, es la chica del momento). Pero además de eso, la ceremonia de los Globos de Oro te hará interesarte por películas que quizás antes no habías pensado ver o por nuevas series. Y sobre todo, siempre traerá más cola que la ceremonia de entrega del Balón de Oro.

En definitiva, ¿con cuál os quedáis?

En Trendencias Hombre | Los hombres mejor vestidos de la 71 edición de los Globos de Oro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir