Compartir
Publicidad
Publicidad

El aprendiz de seductor

El aprendiz de seductor
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Ay mensencios, quien no ha intentado ligarse a la persona de sus sueños alguna vez? Y es que no es tan fácil como aparece en las películas, ya que la seducción es un arte, que no una ciencia: en este terreno no hay nada seguro y el no planea sobre nosotros. Para ayudar a los más tímidos o inseguros están proliferando cursos de seducción, que incluyen clases prácticas.

Basados en el coaching o entrenamiento personal, aseguran que te puedes deshacer de tus miedos a la hora de ligar, superarlos fácilmente y conseguir casi cualquier chica que te propongas (el casi es muy acertado, así nunca podrás reclamarles si te dan calabazas). Dejando la timidez a un lado, los profesores te ayudan a detectar tus errores y te ayudan a corregirlos. Y por lo que dicen , se acabó el ligar cuando se puede, a partir de ahora se ligará cuando quieras.

Se estudian las diferencias entre hombres y mujeres, su forma característica de relacionarse y las dinámicas sociales. Es decir, que detrás de un don juan hay unas reglas y costumbres que permiten tocar la fibra sensible.

La práctica es una parte fundamental en este seminario de seducción, así que una parte importante de los cursillos se desarrollan por la noche, en zonas de bares repletas de mujeres con las que poner en práctica todos esos trucos y consejos que se han explicado en la parte teórica. Desde cómo hablarles, mirarles hasta cómo bailar con ellas o incluso a establecer un contacto más intimo. Vamos, que el manido estudias o trabajas forma parte del pasado del ligoteo.

Como punto de partida se basan en la confianza en uno mismo, en la capacidad para superar uno o mil No de la boca de mujeres y en la insistencia, y es que ya lo dice el refrán persevera y triunfarás.

Como todo en la vida, habrá gente que le parezca una idea genial o simplemente patética. Lo que es cierto, es que cada vez más hay más alumnos interesados en recibir estas clases y a los que no les importa desplazarse hasta Madrid, con los consecuentes gastos, para ser el aprendiz de seductor. ¿Y vosotros, qué pensáis?

En Mensencia | Modales de un seductor En Mensencia | El azul marino es el gran seductor de este verano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio