Publicidad

Detalles de buen gusto del hombre perfecto

Detalles de buen gusto del hombre perfecto
25 comentarios

Si no leísteis el post sobre el invitado modelo , ya estais tardando. Este pretende ser una prolongación de esas normas básicas que hacen de un hombre un modelo de comportamiento y educación.

Como ya dijimos, no hay que tomarse estas puntos a seguir a rajatabla. Cada uno tiene su propio criterio y, algo que a alquien le parece genial, otro se partirá de risa porque lo encontrará desfasado o simplemente ridículo.

Llamada de atención a los más jóvenes o escépticos de todas las edades: el pasota y el escandaloso hace tiempo que se jubilaron. No es nada cool, ni atractivo, ni te ayuda a avanzar en nada.

Los hombres presentables y con estilo, sea moderno o clásico, nunca pasan de moda y siempre provocan admiración ahí por donde pasan. Aquí os dejo algunas ideas que, por supuesto, son para comentar cuando queráis:

  • Tu perfume. Las marcas de perfumería saltan de alegría cuando ingresa un nuevo miembro en el CEA, Club de los Ensulfatados Agresivos. No hace falta que se os huela tres pueblos antes de que llegueis a destino. Es pretencioso y además hay muchas personas que no soportan los olores, aunque sea el mejor perfume del mercado.
  • Los bolsillos. Suerte teneis los hombres de los bolsillos porque quedó descartada la idea del bolso masculino. ¿O puede que no?. Los bolsillos están para utilizarlos pero sin extra-gargarlos. Esos trajes elegantes, esos pantalones tan bien escogidos de estilo arreglado-pero-informal les vais a quitar la gracia y el lustro si los bolsillos cuelgan llenos de mil cosas. Feo, feo …
  • Los espejos. Lo se, te preocupa tu aspecto y quieres estar perfecto cada segundo. Estás atento a tu peinado, a cómo te queda eso o lo otro y, qué carajo, ¡ese guapo del espejo eres tú!. Pero no hay nada más decepcionante que ver a alguien mirarse en todos los espejos que pilla, hasta en el retrovisor. No soporto a los narcisistas. Y eso incluye el espejo del gimnasio, por muy grande e inevitable que sea.
  • Sé galante: les embelesa a todas. Ya se que es materia para todo un post (que no se hará esperar) pero estoy segura que muchos de vosotros veis cómo los amigos dejan pasar primero a las damas, les ofrecen su chaqueta si hace fresco, les sirven primero el vino a ellas o las acompañan a casa. ¿Porqué tú no? A veces es simplemente porque creeis que está pasado de moda pero no es cierto: la galantería es universal y atemporal.
  • Los carrillos. Es eso que utilizas para comer y que para los mortales son ambos lados de la boca. Los refranes tradicionales son muy sabios y “no comerás a dos carrillos”. Primero porque en el fondo no saboreas la comida con tanto jaleo en la boca. Y segudo porque es sin dudarlo de muy mala educación. Y de paso, porfa, con la boca cerrada y sin que se escape ningún ruidito. Mucho mejor.
  • Seguro de tí mismo. Cruzarse de brazos o mantener las manos en los bolsillos es signo de inseguridad. Es más, con los brazos cruzados transmites el mensaje de estar cerrado en lo que te están explicando y nada interesado en la persona que te acompaña. Tranquilo y respira hondo. Y no lo pagues mordiéndote las uñas, que es todavía peor.
  • Por último, algo que a mi me pasó el año pasado y que todavía me acuerdo de la vergüenza que pasé. Si te caes (lo mío fué con la moto a 10 km/hora), no es nada por lo que deba reirse nadie porque es muy fácil mofarse de los demás pero es ridículo. Pero tampoco es una situación que deba superarse lanzando improperios y palabrotas a diestro y siniestro. Te has caído, no pasa nada: simplemente levántate con cuidado y sonríe. (ejem, en mi caso salieron palabras que no había pronunciado nunca antes).

Los comentarios de vuestras experiencias y opiniones son muy valiosos y en Mensencia nos encanta que los compartáis. Entre todos vamos a recordar y mejorar muchas de nuestras costumbres para mejor.

Foto | phillipmartin.info
En Mensencia | Lo que un hombre debe saber , Los 10 hombres estadounidenses con más estilo del momento

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio