Compartir
Publicidad

Cuatro personajes de ficción con los que te gustaría, aunque no deberías, irte de copas

Cuatro personajes de ficción con los que te gustaría, aunque no deberías, irte de copas
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Trendencias Hombre somos adictos a las buenas series de televisión. Tanto, que a veces nos imaginamos cómo sería poder disfrutar de una conversación, en la barra de un bar, con alguno de nuestros ídolos de ficción. Aunque lo cierto es que, después de varios gin tonics, en la redacción siempre llegamos a la conclusión de que quizá no molaría tanto conocerlos.

¿Qué no estás de acuerdo? Sigue leyendo y, después de estos cuatro ejemplos, acabarás dándonos la razón.

Roger Sterling en Mad Men

roger sterling season 7 mad men

Aún no sabes cómo lo has conseguido. Roger es casi inaccesible y, por azares del destino, ahora mismo compartís barra de bar. Tras beber dos copas en solitario, Roger te ha preguntado si conoces algún club donde acudir cuando cierren vuestro bar. Has respondido afirmativamente y, al caballero, le ha gustado tu respuesta. Te invita a una copa.

Ocho horas después...

Tu cabeza va a estallar. Tu espalda pide auxilio. Te has despertado, boca abajo, sobre la moqueta de un apartamento en el que jamás has estado en tu vida. Hay más gente alrededor tuya, mujeres y hombres desnudos. Afortunadamente (o desafortunadamente), tú llevas puesta hasta la corbata. No te acuerdas de nada. Tu cartera está vacía. Te lo dije, con Roger se sabe cuándo se empieza pero nunca cómo ni cuándo se acaba.

- ¿Qué? ¡¿Qué has perdido tu alianza?! Ese no es mi problema, eres mayorcito para cuidarte solo - concluyó Roger.

Frank Underwood de House of Cards

frank underwood house of cards

¿Recuerdas aquella vez que, jugando al fútbol, rompiste un retrovisor y saliste por patas? Frank lo sabe. ¿Y aquella vez que te encontraste con tu `ex´ (incluso filtreaste) y no le dijiste nada a tu pareja? Frank lo sabe. ¿Y cuándo te grabaste para ir a ese reality show casposo? Amigo, Frank también lo sabe.

En la barra del bar, Frank poco a poco te irá llevando a su terreno. En un principio, todo serán halagos hacia tu persona y recalcará el gran potencial que tienes para desarrollar tu carrera. Seguiréis pidiendo más rondas y tú no las pagarás (ni Frank tampoco, que para eso están las dietas del gobierno de YU-ES-EY). Entonces, cuando te creías el puto amo del lugar, Frank te hará una proposición indecente que siempre será contraproducente para tu persona.

Quieras o no, ya no puedes negarte. Frank sabe todos tus trapos sucios y encima te ha invitado a beber `de gratis´.

Frank Underwood habla

Frank mirará a cámara y dirá:

"La generosidad también es una forma de poder". "Siempre está bien que te deban favores."

Rust Cole en True Detective

rust cohle drunk

Te autodenominas coolhunter y sabes que, cuando lo cuentes en el barrio, vas a ser más moderno que aquel tipo de la barba que arregla bicicletas mientras pincha música de los ochenta, fabrica cervezas artesanales y cuece pan de semillas (más artesanal, incluso, que la cerveza).

rust cohle true detective

Después de recorrerte las tascas más oscuras del planeta, por fin has coincidido con Rust Cohle. Sentarse a su lado es fácil, solo tienes que invitarle a una birra. Error: acabas de entrar en un bucle. Tras obsequiarle con la primera, vendrán otras 19 más (por supuesto, pagadas por ti). En todo este tiempo, Rust no se callará y si lo hace, será para mirarte fijamente durante largos segundos (tú no tendrás huevos de abrir la boca).

Resultado: acabarás con la cabeza como un bombo por culpa de sus reflexiones filosóficas acerca de vidas circulares, universos paralelos, agujeros de gusano y no sé qué de un asesino en serie.

Barney Stinson de Cómo conocí a vuestra madre

barney stinson bar

Ya lo comentamos recientemente en nuestro homenaje: Barney es uno de los grandes y sería un auténtico placer vivir junto a él una noche de ligoteo. ¿Seguro? Yo no tendría todas conmigo...

Encontrarlo ha sido fácil, suele frecuentar el mismo local de New York. Hoy no está con sus amigos, está solo apoyado en la barra. Como caballeros, os saludáis con la cabeza (el clásico, ¡ey!). Parece que Barney tiene ganas de hablar y te pregunta dónde has adquirido tu americana. Justo cuándo vas a responderle, hace aparición un pibón de bandera. Barney pasa de ti y acude a hablar con ella

barney stinson ligando

5 minutos después...

Barney vuelve sonriente y guarda una tarjeta en su cartera (como no podía ser de otra forma, es su número de teléfono). Intentas retomar la conversación pero, sorprendentemente, acababan de hacer aparición dos hermanas gemelas de generosos pechos y cabellos dorados. Barney pasa de ti y acude a hablar con ellas.

6 minutos después...

Barney vuelve sonriente y guarda dos nuevas tarjetas en su cartera. Tú estás un poco moscatel, tu técnica de lanzar miradas desde la barra aún no ha funcionado. ¡Qué demonios! ¡Estás compartiendo copas con el gran Barney Stinson! Cuando vas a contarle tu chiste favorito sobre vascos, hace aparición Sara Sampaio (no sabes de dónde provienen, pero han sonado aplausos y gritos de emoción, como si de un plató de televisión se tratase). Barney, vuelve a ignorarte.

2 minutos después...

Decides que esto no puede seguir así y le echas valor para hablar con la chica gafapasta que tienes en la mesa de enfrente.

9 segundos después...

"Aléjate de aquí antes de que llame a la policía", sentencia gafapasta. Huyes del local despavorido. Tu moral y autoestima están por los suelos. Lloras en un callejón. Unos niños de 11 años te ven llorar. Se ríen de ti y te señalan con el dedo.

Conclusión: Por mucho que molen tus ídolos de televisión, pocas veces será recomendable acercarse a ellos.

Fotos | Mad Men | House of Cards | True Detective | HIMYM En Trendencias Hombre | Tres personajes de ficción a los que no puedes perder de vista.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio