Compartir
Publicidad

Coser un botón es fácil

7 Comentarios
Publicidad

Si los hombres sois capaces de arreglar el desagüe del fregadero o colgar una estantería de 2 metros de largo (se supone), ¿cómo no vais a saber coser un botón? Es sólo una cuestión de paciencia.

La operación más difícil puede que sea enhebrar la aguja pero ni esa operación de mecánica espacial es un argumento válido para que no sepas.

Si no sabes, no te sientas mal: muchas mujeres (quienes se supone saben coser el dichoso botón) no tienen ni idea y también recurren a su madre-tía-vecina como tú. Eso tiene que acabar: sé independiente. Porque Murphy tiene una ley especial para ello: si cae el botón, la gravedad no lo volverá a coser (lo sé, es muy malo: es mío).

Si tu camisa te ha costado una pasta y no eres demasiado mañoso, te aconsejo que practiques primero cosiendo un botón en un trozo de tela que no necesites. Porque, una vez cosido, es una lata quitarlo. Ánimos.

En Mensencia | Pasos para un planchado impecable en tus camisas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos