Compartir
Publicidad

Como conservar tu ropa en tiempo de crisis

Como conservar tu ropa en tiempo de crisis
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los tiempos que corren muchas personas nos vemos en la necesidad de ahorrar más de la cuenta y gastar lo menos posible, ya sea como prevención a la crisis o porque simplemente no nos lo podemos permitir.

La ropa es una de los caprichos que más frecuentemente nos damos, porque nos gusta cambiar de estilo o porque queremos estar a la moda.

Si por cuenta de la crisis tenemos que conservarla mejor, los siguientes consejos no sólo nos ayudarán en esta época, podremos sacarle provecho cuando vivamos solos. Nunca está de más aprender algo.

Consejos para conservar mejor la ropa

Donde más se desgastan las prendas a parte del uso, es en el lavado. Clasificarlas bien prolonga la vida de los colores. Podemos comprar productos para manchas en los supermercados llevando al pie de la letra las indicaciones.

Consejos generales:

  • Leer siempre las etiquetas.
  • Lavarla al revés, abotonada y con los cierres cerrados.
  • Lavar en agua fría, o asegurarnos que pueden lavarse a otras temperaturas.
  • No secarla al sol directo (aunque se sequen más rápidamente), pierden los colores con más facilidad.
  • Usar vinagre y sal para las prendas que destiñen y siempre secarlas separadas del resto.

Los blancos, nunca deben mezclarse con otro color, o hazlo con tonos muy claros siempre que no destiñan. Poner el antical con el detergente ayuda a que no se amarilleen por la mala calidad del agua.

Para las manchas en las mangas, a causa de los desodorantes y el tabaco en las camisas interiores, usa vinagre, limón y sal sobre la misma, evitará el mal olor que éstas conservan tras el lavado. Pon algo de lejía, que junto al paso anterior, ayudará en mayor porcentaje a eliminar manchas y olores.

Nada de sol si has lavado con lejía. Yo recomiendo (y no es publicidad), el Ariel azul.

Los tonos claros y brillantes, deben lavarse por separado, regularmente se destiñen con facilidad. Emplea jabones muy suaves y coloca ciclos de lavado cortos y con agua fría, asegurándonos que no les quede jabón ya que se decoloran.

Al planchar prendas brillantes como el verde limón, no debe hacerse a altas temperaturas y si es posible usemos un trapo a la hora de plancharla entre la plancha y la prenda.

Para los tonos oscuros, emplear el detergente más suave. Procurar no llenar la lavadora demasiado, colocar menos cantidad de suavizante y no poner el antical. Los negros y oscuros necesitan más agua al lavarse para que no queden rastros de jabón. Lo mejor es colocar junto al ciclo normal la opción de super-aclarados.

Si ya es tarde y tienen zonas desteñidas, envíalas al tinte siempre y cuando sean de algodón. De nuevo nada de sol y usar la plancha siempre con un trapo.

La secadora, sino se usa correctamente es un enemigo potencial, trata de usarla sólo en las toallas y ropa de cama, potencia la acción del suavizante.

Si adoras una parte de tu guardaropa, pero esta muy gastada: ¡refórmala!, puedes encontrar tiendas que cambian algunos aspectos de las mismas, recortándolas, cambiando las tallas, botones, volteando cuellos y arreglando bajos. Existen lugares económicos que lo hacen rápidamente, cada vez son mas conocidos y frecuentados por la gente debido a su forma de ahorro. Si no estás seguro de cómo lavar algo, envíalo a la lavandería, y nunca guardes nada sudado o sucio, creará hongos que contaminará lo que esté limpio.

También ahorra comprando prendas básicas que suelen ser las más económicas y gastar en accesorios que estén a la moda. Y en caso de dudas no olvides llamar a tu madre (tópico, pero eficaz), ella sabe de todo para que la conserves como un dandi. En fin, que la crisis no afecte nuestra ropa.

En Mensencia | Etiquetas de las prendas: como leerlas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio