Publicidad

Socorro ¡tengo piojos!

Socorro ¡tengo piojos!
2 comentarios

Empiezas discretamente, te rascas un poquito. Te sigue picando la cabeza y te empiezas a rascar nerviosamente. No tienes caspa, te agobias y comienzas a rascarte desesperadamente. Y entonces te preguntas angustiado ¿Tengo piojos?

Los picores de cabeza se pueden deber a multitud de factores como la pediculosis (los temidos piojos) de la que hoy hablamos, cuestiones dermatológicas o incluso psicosomáticas, es decir que tu cuerpo reacciona ante tus problemas psicológicos. Es muy común rascarse la cabeza cuando estás nervioso.

La pediculosis es muy frecuente en la más tierna infancia, pero si tenemos contacto con niños no es una locura que nos los hayan podido contagiar. La solución es tener paciencia y ahogar los bichitos en constantes lavados con vinagre.

Piojos

Con mucho cuidado para que no nos entre en los ojos, debemos frotar el cuero cabelludo y el cabello con vinagre. Hay que repetir esta operación varias veces a la semana.

Si no te van los remedios caseros, acércate a una farmacia y compra una loción antiparasitaria. Aplícatela en todo el pelo y no lo tapes con toallas ni nada. En 2 o 4 según el prospecto, lávate el pelo.

Recuerda que después de aplicarla no te seques el pelo con secador, ya que acortan la vida media del producto.

Por último, bien con la mano o bien con unos peines específicos de venta en farmacias, quítate las liendres. Es una tarea desagradable pero necesaria, así que si te mueres del asco pide ayuda a tu madre, tu pareja o a tu amigo del alma, que haría cualquier cosa por ti.

Piojos

Aunque creas que han desaparecido todos los bichitos, debes repetir el tratamiento a los quince días para erradicar totalmente la pediculosis.

Por último, recuerda que debes lavar las toallas y tu ropa con agua caliente para eliminar cualquier rastro y lo mismo con los peines y demás accesorios para el pelo, que deberás sumergirlos unas horas en la loción.

Fotos | Eran Finkle | Eran Finkle | ethorson En Mensencia | Guerra al acné: consejos y tratamientos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio