Compartir
Publicidad
Publicidad

Un gel de baño y champú anti-cloro ideales para la piscina

Un gel de baño y champú anti-cloro ideales para la piscina
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mi buen propósito para el año nuevo lo empecé hace un par de meses: volver al gimnasio. Una de mis actividades preferidas es la natación. Atención con tanto cloro: estropean la piel y el cabello. He escogido el gel de baño y el champú de la gama solar de René Furterer para cabellos expuestos a agresiones.

Como agresiones se entiende el cloro de la piscina y el agua salada del mar en verano. Ya hemos hablado de varios productos de René Furterer, marca perteneciente al prestigioso grupo farmacéutico francés Pierre Fabre: uno de los grandes.

Su gama solar es más extensa que el champú y el gel de baño hidratante (protectores solares para el pelo, mascarilla capilar y otros) pero para la piscina no necesito más. El ingrediente esencial de su fórmula es la manteca de palma, un activo rico en ácidos grasos.

Gama solar de Rene Furterer

Las propiedades reestructurantes y reparadoras de esta manteca intentan compensar la agresión del cloro de la piscina. Además suelo pasar por el hidromasaje y ¡este agua lleva de todo!. Y decidí probar estos productos de los que tanto me habían hablado.

El gel de baño hidratante

Es un producto cuerpo y cabello aunque sólo lo utilizo para el cuerpo. Lo probé igualmente y es una buena opción si no tienes el cabello seco. Es un dos-en-uno práctico. Lo que echo en falta es más espuma cuando emulsiona.

Lo de "perfume atractivo y veraniego" será muy suave porque, con el olor a cloro en toda la instalación, no lo noto. El tubo contiene 200 ml. y cuesta alrededor de 15 euros.

El champú nutritivo

Este champú, además de la manteca de palma, contiene lecitinas de huevo y soja. Emulsiona bien aunque sin demasiada espuma. No significa que no lave bien ni mucho menos, son productos especiales preparados para emulsionar (hacer espuma y lavar) incluso con agua de mar. Yo prefiero la sensación de un montón de espuma.

Su parte nutritiva está bien pero, por la naturaleza de mi pelo, necesito además un desenredante suavizante. También se presenta en un tubo de 200 ml. y cuesta lo mismo que el gel de baño.

Mi sensación y resultados

Ya os he comentado lo de la espuma. La verdad es que el tubo va genial para utilizar en la ducha del gimnasio: práctico y muy visible con ese amarillo chillón del tubo. Nada de ir perdiendo el tapón por el desagüe: clic clac, abrir y cerrar.

No puedo decir que mi pelo esté diferente ni excepcionalmente brillante tras más de dos meses utilizándolo cuatro veces por semana. Pero mi reflexión es que lo he mantenido intacto, no he perdido calidad con tanto contacto con el cloro, cosa que no pueden afirmar mis compañeras.

Tubo 200 ml

Le añadiría un aroma más intenso (me gusta que el gel de baño huela) y más cantidad en el tubo por el precio que tiene. Aunque no repetiré el champú (el mío es específico para otras necesidades), el gel de baño sí lo volveré a comprar cuando se me acabe.

Todos los productos de esta marca profesional se venden en peluquerías. Así que buscad su logo verde botella y sus fantásticos pósters publicitarios cuando paséis delante de peluquerías y parafarmacias: sólo se venden allí. Y pedid folletos explicativos y muestras porque es una firma muy generosa en este tipo de publicidad.

Más información | René Furterer En Mensencia | La estantería de René Furterer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos