Compartir
Publicidad
Publicidad

Higiene personal: el ombligo

Higiene personal: el ombligo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si dicen que el ombligo es el centro del mundo para algunos, habrá que hacer limpieza de vez en cuando por si se presentan invitados. ¿O acaso no habías considerado esta posibilidad de higiene personal?

El recuerdo en nuestro cuerpo de lo que nos mantuvo en vida durante 9 meses hay que cuidarlo: sus pliegues pueden esconder restos de suciedad como cuando barremos y olvidamos debajo de la alfombra (el mensencio no barre en el siglo XXI, que levante la mano).

Nada más fácil y rápido de mantener pulido. Sólo necesitas aplicar alcohol o agua oxigenada en un bastoncillo de algodón y realizar con cuidado la operación limpieza.

Digo con cuidado por no pecar de un exceso de eficacia y lastimarse con el bastoncillo. Es una zona delicada y sensible que no hay que frotar con demasiado ímpetu o podrías hacerte una herida.

Creo que con una vez por semana es suficiente y es recomendable en especial para los que llevéis piercings o tengáis mucho vello en la zona. Ombligo sano, ombligo feliz.

Foto | respres, maol En Mensencia | Combate el mal aliento , Cepillo de dientes: ¿eléctrico o manual?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio