Compartir
Publicidad
Publicidad

Las patillas y Curro Jiménez

Las patillas y Curro Jiménez
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La barba se compone de tres partes: bigote, patillas, y barba propiamente dicha. Aunque las modas cambian para todas las partes, quizá es la patilla la que se lleva la peor parte. El mundo de la moda es radical: o las ama o las odia.

Mucho me temo que, ahora, ha tocado odiarlas.

Si no eres un músico de rock alternativo sino un hombre normal y corriente que tiene que ir cada día a la oficina, las patillas son tu peor elección. Nos guste más o menos, el efecto que producen hoy en día es de arrabalero y agitanado, asilvestrado.

Vivimos en una sociedad donde los pelos nos gustan poco. Todo lo que pueda sonar a salvaje y natural está fuera de lo deseable.

elvis presley patillas

Tal vez las patillas vuelvan a llevarse algún día, tal vez. No hay que descartarlas. Ya estuvieron en boga en el siglo XIX y en diversos momentos del XX (¿alguien dijo Elvis Presley?). Pero lo cierto es que a día de hoy no son moda.

Personalmente, creo que podemos conceder cierto margen a las patillas cortas (las largas definitivamente no), sobre todo si eres un hombre joven y te puedes permitir el lujo de ir ligeramente informal. En este caso, unas pequeñas patillas bien cuidadas te darán ese toque justo de originalidad que buscamos.

Así que tenemos dos opciones. O cogemos el afeitador eléctrico y cortamos por lo sano, o nos arriesgamos y salimos a la calle con la cabeza bien alta. Quién sabe, quizá algún cool hunter decida que es lo más para la próxima temporada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos