Compartir
Publicidad

¿Espuma o gel de afeitar?, te ayudamos a elegir

¿Espuma o gel de afeitar?, te ayudamos a elegir
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de elegir nuestros productos para el afeitado a buen seguro que más de uno ha tenido la eterna pregunta. ¿Espuma o gel de afeitado?

Cada producto tiene sus pros y sus contras, pero sin duda lo primero que debemos pensar a la hora de elegir es en nuestra piel y pensar que producto puede llevarse mejor con nuestro cutis y también por qué no, cual nos sale más rentable, sobre todo en esta época de apretarse el cinturón.

Textura

Lo primero y más llamativo que vemos a la hora de elegir un gel o una espuma es evidentemente su textura. Para ambos productos se utiliza un mismo jabón de trietanolamina, con un pH específico para nuestro rostro. La diferencia entre gel y espuma en este caso es la forma en que este jabón entra en contacto con el gas para su posterior expansión.

En el caso de las espumas el jabón para el afeitado se mezcla con gas justo en el momento de su salida mientras que en el caso del gel, el jabón ya posee entre sus partículas el gas, el cual se expande cuando hay una diferencia de temperatura, en nuestro caso la corporal. Algo que ha simple vista puede parecer más atractivo, pero que en ningún caso tiene por qué ser más efectivo.

Rentabilidad

Otro aspecto a estudiar, y el cual han repasado a fondo los compañeros de la revista Consumer, es el de la rentabilidad, ya que cuando usamos gel, basta con una pequeña cantidad para cubrir nuestra barba, en comparación con la espuma.

Según este estudio el gel está concentrado un 30% más que la espuma, pero dicha rentabilidad no se refleja en su precio, ya que los geles pueden llegar a costar el doble de precio por litro en comparación con las espumas, por lo que el efecto “cunde más” no está tan claro como en un principio parecía.

gel.jpg

Conclusión

En mi caso personal, debo reconocer que el gel nunca me ha ido bien a mi cara. Siempre lo he visto un poco más agresivo que la espuma, más irritaciones y no me suele ablandar la barba como lo consigue la espuma, aunque evidentemente esto no tiene por qué ocurrir a todo el mundo.

Además por lo general, su contenido en alcohol suele ser superior a algunas espumas. En defensa de los geles también debo decir que cada vez existen más geles en el mercado con bajo contenido en alcohol, aunque a mi personalmente no me acaban de convencer.

Como conclusión simplemente os vuelvo a recordar lo que os comenté al principio, no se trata de saber cual de los dos productos es mejor, ya que ambos están preparados para ofrecernos el máximo apurado.

Si ya has encontrado el producto que te permite llegar a un afeitado perfecto no debes cambiarlo, si por el contrario tu piel acaba como el rosario de la aurora en cada afeitado uno de los puntos que debes revisar es la elección de tu espuma o gel, aunque desde luego, si tu piel es sensible te recomiendo que te busques una buena espuma para pieles sensibles antes que cualquier gel.

Imágenes | dotbenjamin, Clearly Ambiguous
Más Información | Consumer
En Mensencia | Probamos la espuma anti irritación de L’Oreal
En Mensencia | Noxzema Protective Shave, mi elección para el afeitado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio