Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuchillas de afeitar, ¿cada cuánto hay que cambiarlas?

Cuchillas de afeitar, ¿cada cuánto hay que cambiarlas?
Guardar
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las cuchillas de afeitar son nuestras grandes aliadas en el momento del afeitado. Dar con unas cuchillas adecuadas, de calidad y que no tengan un número excesivo de hojas se hará esencial si no queremos armarnos ninguna desgracia en la cara.

Las primeras pasadas con una cuchilla nueva son una auténtica delicia, por lo general, de una pasada obtendremos una piel lisa, sin apenas pelos enquistados o que queden a medio afeitar. Pero ay amigo, cuando van pasando los dias y las cuchillas ya empiezan a acumular muchas pasadas a sus espaldas, se nota que ya no discurre con la misma fluidez, empiezan los tirones, los cortes y aparecen también los pelos enquistados por no haberse quitado a tiempo. La pregunta del millón es, ¿cada cuanto debemos cambiar la cuchilla de afeitar?

La verdad que el momento de cambiar de cuchilla es algo relativo y tampoco hay un dato exacto que nos diga que ha llegado el momento. Los hay quienes consiguen aguantar con la misma cuchilla meses, los hay que les duran tres días, pero la verdad que tampoco estamos hablando de un producto barato precisamente.

Si bien son pautas básicas, nunca estará de más recordar algunas cosas que debemos fijarnos para ver si el final de la cuchilla está cerca. El primero y más fácil de reconocer es la banda lubricante que incorporan las cuchillas. Esta banda lubricante permite que la cuchilla deslice más y mejor, y en muchos casos poseen propiedades calmantes y anti irritantes, incluso las hay con aloe vera.

h-1.jpg

Los fabricantes de cuchillas usan el color de la banda lubricante como dato básico y esencial para un cambio de cuchilla, es decir, en el momento que el color empice a atenuarse es el momento del cambio.

Yo personalmente discrepo un poco, siempre se puede usar la cuchilla aunque el color de la banda empiece a desaparecer, ya que el efecto lubricante de la banda realmente sólo se aprecia en el primer uso. En resumen, una cuchilla con la banda lubricante un tanto gastada no es sinónimo de que la cuchilla no sea del todo válida, aunque es un dato a tener en cuenta obviamente.

Otro aspecto que debéis tener en cuenta a la hora de estimar la duración de vuestras cuchillas es la forma en la que os afeitéis. Es decir, para aquellos que se afeiten a contrapelo, la cuchilla se desgastará más rapidamente que para aquellos que lo hagan en la dirección del pelo.

Aunque al fin y al cabo, el método más fiable es el de nuestra piel. Cuando veáis que el apurado deja bastante que desear, notéis algún tirón, o tenéis más pelos enquistados de lo normal, es sin duda el momento de cambiar la cuchilla.

Yo por lo general cada cuchilla me suele durar entre 5 y 7 usos, conozco gente que a partir del tercer uso cambia y casos como os comentaba que pueden estar meses con la misma cuchilla. También afecta mucho evidentemente, la cantidad de barba, la dureza de ésta y la frecuencia de afeitado.

Así que dejo la pregunta en el aire para vosotros, ¿cada cuánto cambiáis de cuchilla?

En Mensencia | La exfoliación antes del afeitado, Los productos esenciales para después del afeitado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos