Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

No sólo gin tonic: cinco cócteles exclusivos para degustar tu Beefeater

No sólo gin tonic: cinco cócteles exclusivos para degustar tu Beefeater
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
\"image\"
Tweets por @Beefeaterdrygin

¿Hay algo más delicioso que un gin tonic bien fresquito un viernes por la noche? Por supuesto que si: estos cinco cócteles elaborados con Beefeater son muchísimo más deliciosos que el tradicional gin tonic, que, aunque siempre apetece a menudo también es refrescante saber preparar diferentes combinados para sorprender a tu chica o a tus amigos. Por eso hoy, en el espacio We love London queremos enseñarte cómo combinar la segunda bebida más famosa de Inglaterra después del té.

Además, todo cóctel, además de una fórmula precisa de preparación tiene una historia detrás, también te la contamos para que parezcas todo un experto en ginebra.

Vesper: para los más elegantes

Vesper_Cocktail_Historia.jpg

¿Recordáis a James Bond diciendo eso de "Sírvamelo agitado, no mezclado"? En Casino Royale, la primera de las películas de Bond protagonizada por Daniel Craig, explican el origen de este cóctel al que da nombre la chica de la película Vesper Lynd, que, al contrario que el resto, es la única mujer que consigue robarle el corazón a James Bond, ¿será por eso que siempre pide el mismo cóctel? A pesar de tener sus variaciones la combinación original del Vesper es de vodka y ginebra, la preparación es muy sencilla.

Ingredientes

3 partes de Ginebra Beefeater 1 parte de Vodka 1/2 de Lillet Blanc.

Preparación

Agitar, no mezclar. James Bond no lo toleraría. Servir en una copa fria y decorar con una aceituna y una filigrana de limón.

Negroni: para los clásicos

Negroni_Cocktail.jpg

El Negroni es el hijo pequeño de un cóctel conocido como El Americano. Su nombre viene dado por su inventor, el conde Camillo Negroni y tiene sus orígenes en la Florencia de los años 20 en el actual Café Cavalli, lugar de reunión de la aristocracia florentina. Este conde, que había viajado mucho, se había enamorado del sabor del cóctel americano pero decidió que le faltaba su ingrediente favorito: la ginebra, bebida que el conde había descubierto en un viaje a Londres. De modo que cansado de pedir siempre lo mismo el camarero del local y él añadieron este último ingrediente para perfeccionar el cóctel y por supuesto, quedó bautizado como Negroni. Es fácil de preparar y es y será siempre un clásico.

Ingredientes

1 parte de Beefeater London Dry Gin. 1 parte de Martini rosso. 1 parte de Campari.

Preparación

El Negroni se prepara en el mismo vaso: un vaso ancho y bajo en el que pondremos de dos a cuatro hielos. Echamos el gin, el Martini y el Campari en el vaso y lo removemos bien con una cuchara mezcladora. Para decorar, lo mejor es añadir dos rodajas de naranja.

Long Island Iced Tea: para los que van fuerte

Don_Draper.jpg

La historia del Long Island Iced Tea explica por qué este cóctel viene tan cargado: Robert Buttu, un camarero del Oak Beach Inn en Long Island, Nueva York, empezó a servirlo en la década de los locos años 20. El truco consistía en que este cóctel se asemeja mucho (en apariencia) a un inofensivo té helado, ¿y por qué necesitaba camuflarlo? Os preguntaréis. Porque lo servía durante la época de la Ley Seca, de modo que el Oak Beach Inn solía estar a rebosar de gente que bebía inocentemente té helado cuando en realidad estaban pegándose la fiesta padre. La receta de este mítico cóctel corrió como la pólvora en Estados Unidos, siendo un auténtico furor. Tómalo con precaución, porque viene cargado.

Ingredientes

1 parte de ron negro. 1 parte de tequila. 1 partes de Cointreau. 1 partes de vodka. 1 partes de Beefeater London Dry Gin. Zumo de medio limón (o un limón entero si te gusta el sabor cítrico). 5 partes de refresco de cola.

Preparación

Puedes prepararlo en coctelera o directamente en vaso, preferiblemente de tubo. Echar los cinco lícores, en el orden que se desee, posteriormente exprimir el limón encima o echar el zumo ya exprimido, y finalmente echar el refresco de cola. Como remate final, puedes colocar una rodaja de limón.

Classic Bramble: para los seductores

Classic_Bramble.jpg

Damos un salto en el tiempo hasta los gloriosos años 80 y nos trasladamos al increíble Soho londinense, donde artístas de todo tipo, It Girls, modelos y fotógrafos solían reunirse a tomar copas en el Fred's Club. Allí se creó esta maravilla llamada Classic Bramble, que cuando nació no se esperaba esa gran acogida y que de verdad iba a convertirse en un clásico: este cóctel equilibra los sabores cítrico y dulce por lo que seduce a todo aquel que lo prueba, es por eso que es ya un imprescindible en las cartas de los mejores bares de cócteles de Inglaterra. Es sencillo de realizar y sorprenderás a los mejores paladares.

Ingredientes

1 parte de Beefeater London Dry Gin. Medio limón recién exprimido. 15ml de jarabe de azúcar. 5ml de licor de mora.

Preparación

Lo mejor para degustar este cóctel es utilizar un vaso ancho y bajo, similar al del whiskey on the rocks y lleno de hielo hasta los topes. Luego añade los ingredientes en este orden: Beefeater London Dry Gin, zumo de limón, jarabe de azúcar y lo remueves. Para terminar, añade el licor de mora.

White Lady: para los románticos

WhiteLady.jpg

Durante mucho tiempo el White Lady, que dio lugar a su hermano pequeño el Pink Lady y del famoso Cosmopolitan, fue el cóctel preferido por las mujeres inglesas durante los años 30 ya que se sirve en el tradicional vaso de cóctel y se consideraba una bebida "glamurosa". Hay varias historias sobre su origen, quizás la más precisa es que lo creo Harry Craddock, barman americano afincado en Londres considerado uno de los mejores cocteleros de la ciudad durante la década de los 20 y los 30 y que publicó un libro titulado “The Savoy Cocktail Book” que hoy día sigue siendo referencia en el mundo de la coctelería. Su preparación es sencilla y el resultado delicioso.

Ingredientes

2 partes de Beefeater 1 parte de Triple sec 1 parte de zumo de limón Azúcar Guindas (una por copa)

Preparación

En un plato echamos Tripl sec y en otro azúcar, de esta manera podemos bordear las copas de cocktail, primero en el plato de Triple Sec y luego en el azúcar. Llenamos la coctelera con hielo, y echamos la ginebra, el Triple Sec, el zumo de limón y una cucharadita de azúcar. Colocamos una guinda roja en cada copa. Agitamos la coctelera y echamos el contenido en las copas.

¿Y tú? ¿Con qué cóctel te quedas?

Foto Gin Time

En We Love London:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos