Prince Pelayo, cinco años de evolución del blogger that Kate loves

Síguenos

Pelayo Díaz

Recuerdo haber llegado a su fotolog, si no estoy equivocado, allá por el año 2006. Su cara de niño travieso y su cuerpo a menudo descubierto hicieron que lo agregara en mis favoritos. Se trata de Pelayo Díaz Zapico, conocido en Internet como Prince Pelayo, apodo con el que firma en su blog KateLovesMe desde 2007, donde comparte con el mundo posts sobre moda en los que él mismo es el protagonista.

No creo que haga falta hacer muchas más presentaciones. Estoy seguro de que la mayoría de vosotros ya le conocéis. Bien porque os caiga genial y os encante, bien porque le aborrezcáis y os parezca lo peor. Así es él, a sus 24 años despierta filias y fobias por igual. Y no es de extrañar… Muchos de los que somos veteranos en esto de los blogs nos lo hemos cruzado alguna vez y tenemos nuestra propia opinión. Pero no es sobre la mía de la que quiero hablar aquí. Mis filias y fobias hacia la persona me las reservo y voy a centrarme en analizar la evolución estética que ha seguido con los años, inspirándome en lo que han hecho nuestros compañeros de Trendencias con algunas blogueras de referencia.

Pelayo Díaz y David Delfín

En el que caso de Pelayo el proceso que ha seguido en los últimos cinco años se puede definir en un concepto que me saco de la chistera: se ha davidelfinado. Tal cual. Es de sobra conocida la estrecha relación que el joven bloguero tiene con David Delfín, hasta el punto de que se encargó de diseñar los bolsos de su última colección. Y eso se nota.

Lo cierto es que no tengo muy claro si David Delfín se inspira en aquellos que le rodean o, si por el contrario, son los que le rodean los que acaban davidelfinados por completo. Pero no solo por el tipo de look que adoptan, sino también físicamente: la seriedad del rictus, los pómulos marcados, la posición recta, la delgadez… Ahí tenemos tanto a Pelayo como a Bimba Bosé. A este paso no vamos a saber quién es quién.

Pero no ha sido así siempre el protagonista de nuestro post. Veamos cómo ha ido cambiando con el tiempo.

Gorras, camisetas, escotes, desnudos y sonrisas

Pelayo Díaz

Si tiramos de archivo y nos vamos a los primeros posts de su blog, nos encontramos con un Pelayo bastante más alocado que el de ahora. Sonreía en la mayoría de las fotos y no tenía reparo alguno en mostrar su cuerpo. De hecho, daba la sensación de que le tenía el gusto bastante pillado.

Pelayo Díaz

Las gorras eran uno de sus principales complementos y las camisetas, tanto de tirantes como de manga corta eran de las prendas más habituales en sus estilismos. Ahora también las usa, pero hay otras prendas que ganan en presencia.

Pelayo Díaz

Los escotes más que generosos formaban parte también de sus atuendos.

Faldas, complementos femeninos, y seriedad

Pelayo Díaz

Con el paso de los años Pelayo ha ganado en seriedad. Al menos, en el rostro. Se acabó aquello de sonreír en las imágenes. Así como también se acabaron las gorras. En su lugar, han ganado espacio los complementos femeninos: collares, pendientes, bolsos, que se combinan con cualquier tipo de look, ya sea más formal como más deportivo. Y las faldas, de las que demuestra ser un gran fan.

Pelayo Díaz

Las botas también son una prenda que se combinan con cualquier look, incluidas las faldas, también habituales en su armario. Además, ahora en lugar de mostrar su cuerpo desnudo (eso también queda para el pasado adolescente), prefiero hacerlo a través de camisas con transparencias.

Del pelo largo al corto con flequillo pasando por el rubio pollo

Pelayo Díaz

En el cabello también encontramos variaciones. Mientras que en los comienzos de su blog llevaba el pelo más bien largo con flequillo cubriendo la frente, con el paso del tiempo le ha cogido gusto a llevarlo más corto y levantar el flequillo hacia arriba o moldearlo en forma de tupé. También lo hemos visto rapado y con un teñido rubio bastante desfavorecedor (hijo mío, en qué pensarías aquel día que fuiste a la peluquería…).

Pelayo Díaz

En definitiva, Pelayo ha pasado de ser un adolescente travieso que optaba por ropas más cómodas y deportivas a un hombre extravagante que arriesga y cuida al máximo detalle el look a elegir en cada momento, al margen de la polémica que pueda crear en terceros. A mí, por ejemplo, me parece horrorosa esa tendencia a utilizar collares femeninos. Sin embargo, este último look que aquí os he puesto me encanta, a excepción del bolso, que aunque en la imagen me gusta, no me atrevería jamás a llevarlo. Me gusta mucho el contraste entre la parte superior, bastante formal gracias a la chaqueta y la corbata, con la inferior y esos pantalones de camuflaje.

¿Vosotros qué opináis? ¿Ha mejorado o empeorado con el tiempo? ¿Es una inspiración para vosotros? ¿Os atreveríais con alguno de sus looks? Esperamos los comentarios.

Imágenes | KateLovesMe
En Trendencias Hombre | ¿Te atreves a llevar chaqueta fucsia?
En Trendencias | Regreso al pasado: Gala González y su camino hacia la fama

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios