Miguel Antoinne otoño-invierno 2012/2013: elegancia de sartorial con toques muy glam

Síguenos

miguel Antoinne

Moderno, sofisticado, refinado, contemporáneo… son sólo algunos de los adjetivos que podríamos aplicar a los diseños de Miguel Antoinne. Un diseñador afincado en Nueva York que, tras haber estudiado diseño de moda en el Fashion Institute of Technology y, haber trabajado como buyer (comprador) y asistente de diseño, definitivamente en 2008 decidió crear su empresa. Su firma de nombre homónimo, nació con la ilusión de un joven creador con un punto de vista muy particular, perfeccionista y muy detallista.

Miguel sabe que su moda no es para cualquier hombre, por eso sabe a qué cliente se dirige. Un cliente con un sentido estético muy entrenado – que también fashionista – podríamos decir que sería su target, aunque, el propio diseñador ha explicado de una manera mucho más graciosa qué tipo de hombre sería su cliente potencial: “cualquiera que entre por la puerta acompañado de Victoria Beckham o Jonathan Rhys Meyer”.

Bromas aparte, puestos en antecedentes y, entendiendo un poco la filosofía y leitmoitf del modisto, vamos a repasar su último y lookbook con las propuestas para para este otoño-invierno 2012/2013. Una colección que a mí, personalmente, me recuerda en muchos guiños a las de Slimane.

Sastrería moderna, sofisticada y muy glam

miguel Antoinnemiguel Antoinne

Aunque, a la vista está, el estilo del creador no es precisamente clásico o tradicional, sí que la base de sus colecciones son siempre las prendas de sastrería. Y es que, para Miguel el tailoring de preciso corte es, sin ninguna duda, su inevitable punto de partida. Prendas de vestir que revisita y moderniza con materiales, acabados y efectos muy actuales.

miguel Antoinnemiguel Antoinnemiguel Antoinne

Así, por ejemplo, se entienden sus reinterpretaciones de prendas clásicas e icónicas como la blazer cruzada de doble solapa (la double breasted) que, para este año, presenta en una interesante mezcla de lana con seda salvaje a la que, además, incluye los típicos alamares de la trenka. Un detalle sencillo que cambia toda la concepción de la pieza.

Asimismo, vemos como apuesta por los trajes de silueta recta y cortes ajustados (aunque tampoco exagerados al punto extremo), presentados en tejidos con tramas y acabados cromados, y en combinaciones de color sugerentes de remarcado punto glam, como el negro y el cobre, por ejemplo. Trajes que, igualmente, son para un hombre muy particular.

Punto texturizado y acabados metalizados

miguel Antoinnemiguel Antoinnemiguel Antoinne

Otro de los puntos fuertes de la colección son, precisamente, las prendas de punto. Originales suéteres de punto calado y texturizado, jerséis con tramas horizontales en punto de lurex, o sudaderas de cuello redondo presentadas en tejidos acolchados.

Aunque realmente el plato más fuerte son las prendas de abrigo. Desde los largos trenchs acolchados, pasado por abrigos de tweed con tramas geométricas, hasta llegar a una original gabardina de inspiración ‘Matrix’ con la solapa cruzada y confeccionada en un tejido de efecto arrugado. Aunque tampoco podemos perder de vista las piezas de piel, como la cazadora de cocodrilo o el bolso de estilo bowling a juego.

miguel Antoinnemiguel Antoinnemiguel Antoinnemiguel Antoinne

Todo presentado en una cromática muy oscura, con el negro como color clave, y la escala de grises como paleta tonal perfecta que acompaña la jugada. Eso sí, algunos toques en blanco o en tonos metalizados como el plata, el dorado o el cobre, dan el golpe necesario para avivar la colección.

A rasgos generales, me ha gustado la colección, aunque sí tengo que reconocer que demasiado acabado brillante puede llegar a saturar. La mejor opción sería combinar piezas especiales como éstas, con otras muchos más básicas y neutras, creando así looks contrastados, que no demasiado exagerados.

Sitio Oficial | Miguel Antoinne
En Trendencias Hombre | Saint Laurent primavera-verano 2013: El ‘skinny lookbook’ y la colección al completo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario