Compartir
Publicidad

¿Hasta dónde se puede llegar con la fiebre del logotipo?

¿Hasta dónde se puede llegar con la fiebre del logotipo?
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De todos es sabido que hay muchísimas personas que consideran el saber vestir como una demostración de gran capital. Para muchos, el hecho de vestir bien no es algo que salga de dentro, sino un intento fallido de demostrar una posición social que, en muchos casos, no tienen.

A las pruebas me remito: señoras que gastan miles de euros en bolsos de Louis Vuitton con el logotipo para que se vea desde lejos lo rica que es (aunque haya tenido que comer pan y agua durante cinco meses para poder costeárselo), adolescentes con mochilas de estridentes logotipos que demuestran su identidad social y un largo etcétera. La camiseta de Zara que corona este post con el logotipo de la firma inscrito ha despertado en mí una reflexión: ¿todo vale para demostrar al mundo que llevamos una prenda de marca?

En mi opinión, lo único que demuestra el hecho de llevar una camiseta que diga en grande ‘Burberry Prorsum’ o ‘D&G’ es una gran falta de estilo propio y personalidad. Si la prenda, además de llevar el logotipo, resulta ser falsa, pasamos del poco gusto a la falta del mismo. Lucir en exceso lo que se tiene es horrible, pero aparentar con marcas falsas lo que no se tiene es detestable.

Quizá muchos compartáis mi opinión y coincidiréis conmigo en que eso de anunciar que lo que llevo puesto es de tal firma, no es más que una horterada más del mundo. Sin embargo, en lo que muchos no habréis pensado es en aquellas firmas que precisamente han sabido crecer vendiendo un logotipo. Al igual que la doble C en los bolsos de Chanel, prendas masculinas como los polos de Ralph Lauren se han hecho inseparables de su imagen del jinete jugando al polo. ¿Alguien imagina un polo Ralph Lauren sin su icono (cada vez más grande, por cierto)?

ralph-lauren-polo2.jpg

En este caso, ¿no está tan mal visto demostrar sin ton ni son la firma de la que procede la prenda? ¿No estamos ante el mismo caso que la señora con el boslo de Louis Vuitton? ¿Está mejor visto el caballo de Ralph Lauren y por eso no nos choca verlo o supone la misma horterada? Otras marcas como Tommy Hilfiger también me plantean el mismo dilema.

12-tommy-hilfiger.jpg

Y qué decir del cocodrilo de Lacoste, ese símbolo que ha pasado de generación en generación y que en la actualidad tiene un auge espectacular. ¿Lo metemos en la categoría de hortera o es un símbolo que no entiende de modas?

camisa-polo-lacoste.jpg

Creo que todos tenemos claro que hay dos grupos bien diferenciados: en uno está la señora que lleva el bolso de Louis Vuitton con su logotipo LV cubriendo la superficie e incluso los italianos que llevan un D&G falso en sus camisetas entalladas y en otro están los polos cuyos símbolos se han asentado en la actualidad como meros detalles cuya exhibición no es considerada hortera, como el cocodrilo de Lacoste, la doble banda de Tommy Hilfiger o el caballo de Ralph Lauren.

Pero entonces, ¿en qué categoría metemos esta nueva camiseta de Zara? ¿Serías capaz de llevar una camiseta con el logotipo de una marca low-cost o eso ya sería demasiado?

En Mensencia | Adivina el precio de estas camisetas básicas de Yves Saint-Laurent: la relación calidad-precio en tela de juicio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos