Cómo elegir el cuello de tu camisa

Sigue a Trendencias Hombre

cuello 1

Uno de los puntos básicos a la hora de elegir una camisa suele ser estudiar qué tipo de cuello y qué tipo de puños queremos que lleve dicha camisa. Depende de qué necesitemos de esa prenda, así actuaremos.

Existen diversos tipos de cuellos. El abotonado es uno de los más frecuentes en las camisas de vestir, sobre todo para diario, por eso no está pensado para llevar corbata con él. Lo distinguiréis por el detalle de los dos botoncitos en los extremos de las solapas.

Sin embargo, el rey de la camisería suele ser el clásico cuello inglés o turndown collar, muy parecido al anterior. Con este sí podremos llevar corbata sin problema, aunque tampoco quedará feo prescindir de ella.

cuello 2

Para vestir un poco más formal siempre tendremos el cuello de doble pala. La doble solapa da aspecto de ir más vestido, aunque también cierto toquecillo ligeramente informal. Personalmente lo veo más en hombres jóvenes que tengan que acudir a algún acto no demasiado solemne. Para esos casos, ya tendremos otros tipos de cuello para echar el ojo. El de doble pala admite corbata, aunque no es un requisito indispensable.

cuello 3

Si pasamos a mayores y tenemos que llevar smokin, el mejor cuello es este de la imagen superior. Un clásico. Sencillo, efectivo, con las solapas ligeramente más abiertas hacia los lados y con un ángulo distinto a los demás. Con smokin, el blanco siempre será un acierto, aunque tendremos que renunciar a la corbata y pasarnos a la pajarita.

cuellos camisa 4

También tendremos el cuello hamburgo, ideal para fiestas de alto copete en el resto de Europa (no, en España parece que no se lleva mucho) y en Estados Unidos. La trabilla grita una corbata a voces. El italiano, más cerrado en los picos, eleva el cuello y la corbata dando la impresión de que la persona es más alta y camina más recta.

cuello 6

En cualquier caso, son diversos los detalles que tendremos que tener en cuenta a la hora de elegir nuestro cuello de la camisa, no sólo el evento al que vamos a destinarlo. La forma del cuello, de la solapa y la distancia entre las puntas serán los elementos de nuestra particular ecuación.

No es algo para tomar a broma, porque puede varias y de forma importante el efecto sobre nuestra cara. Por lo general se recomiendan los cuellos largos y estrechos para los hombres de cara ancha, porque ayudarán a que el aspecto visual de nuestra cara se reduzca. Una cara estrecha hará bien en combinarse con cuellos anchos y de puntas cortas, porque alargará la línea visual hacia los lados en lugar de arriba y abajo, haciendo más ancho el rostro.

Para los hombres con cuellos largos se recomiendan también cuellos largos, que la tela tape bastante piel y no prolongar el efecto de largura.

En Embelezzia | Cuellos de camisa, elige el adecuado para cada ocasión
Más información | El Aristócrata

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios