Sigue a

El estilo de antes para ir a un gimnasio

El otro día, uno de nuestros lectores, Daiguer, nos pedía ayuda para saber qué ropa ponerse para ir al gimnasio. Y aquí nos ponemos manos a la obra a daros unas pistas para ser los hombres con más estilo del gimnasio.

Lo primero que tenemos que analizar es cómo es tu figura. El secreto está en realzar los puntos positivos y en camuflar lo que menos nos gusta. Es decir, si no tienes unos abdominales cual tableta de chocolate no te pongas camisetas ajustadas. Si tienes las piernas muy gruesas, no te pongas mallas o pantalones ajustados.

Camisetas XXL. Hemos quedado en que si no se tiene un cuerpo muy trabajado, debemos olvidarnos de las prendas muy ceñidas. Pero ojo, eso no significa que te pongas una camiseta XXL, que lo único que hará es que parezca abducido por un saco de patatas y ópticamente parecerá que te sobran más kilos. Con una camiseta amplia (que no gigante) bastará.

Disfraces NO para ir al gimnasio

Lo que tampoco debemos hacer es perder el norte. Me explico, se trata de ir cómodo, de no ir disfrazado de lo que no eres ni de pensar que estás en un desfile. Ante todo, tienes que ser tu mismo, que es la clave para triunfar.

Una regla muy importante es vestirse según el deporte que vayas a realizar. Vamos, que si vas a yoga o pilates no te vayas con las bermudas ajustaditas que usarías para una clase de spinning.

Clase de spining

Ahora que viene el calor, el pantalón largo empieza a molestar. Si te da vergüenza pasarte al corto o simplemente no te encuentras cómodo con ese modelo, prueba los piratas o corsarios. Estarás fresquito, cómodo y también tapado, por si acaso.

La toalla será una buena compañera si piensas sudar de lo lindo. Llévala contigo y quítate los excesos de sudor, lo agradecerás. Eso sí, debe ser una toalla normal, ni la de ducha ni la de tocador.

toalla

Si no estás seguro de que el gimnasio vaya a ser lo tuyo o de si serás constante, no inviertas excesivamente en ropa deportiva. La ropa deportiva, realizada con tejidos especiales que permiten guardar la temperatura y respirar, es cara. Así que mi consejo es que no os compréis una cantidad espantosa de ropa deportiva de buenas a primeras. Yo invertiría en un par de pantalones y varias camisetas de algodón, que son las que más transpiran. No es necesario que sean de supermarcas deportivas

Bolsa de deporte

Los calcetines. Ay amigos, que gran tema. Me da igual, que te los pongas verdes, negros o amarillos. Pero tienen que ser lisos (no se te ocurra ponerte calcetines con dibujitos para ir a sudar la camiseta) y sobre todo cortos. Prohibido, bajo pena de expulsión del grupo de hombre con estilo, llevar los calcetines altos con pantalón corto. Existen unos modelos que apenas tapan los tobillos, aunque si no quereis hacer una inversión en calcetines, con que te dobles varias veces los tuyos es suficiente.

Mi consejo es que os preparéis una mochila con: bolsa de aseo, toalla para la ducha, toalla para el sudor mientras que practicamos deporte, unas chanclas (esto más que estilo es higiene y protección contra los hongos malditos) y por supuesto, la ropa que hayas elegido para hacer ejercicio. Al principio puede parecer un rollo, pero si te compras otra bolsa de aseo ( o coges una que no la utilices a diario), tener todo listo te llevará un par de minutos. ¡ A entrenar se ha dicho!

Fotos | fluzo | juanpol | acebal | juanpol
En Mensencia | Qué ponerte para una entrevista de trabajo
En Mensencia | Cómo vestirse según la ocasión

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios