Síguenos

tatuajes1.jpg

El tatuaje es una moda ancestral usada hace mas de 8000 años, el origen de esta palabra se deriva de la palabra “TA” del polinesio que quiere decir golpear, después paso al inglés como tatoo, término que se ha derivado a equivalentes en todos los idiomas actuales.

Muchas veces asociado con prácticas religiosas, mágicas, ritos, o como una forma de expresar nuestra personalidad, como sentido decorativo o emocional. Cuando decidimos hacernos uno pensamos que será para siempre, como manera de mantenernos fieles a su significado, a nuestra esencia o como aspecto de moda.

A pesar de todo deberías tener en cuenta ciertas cosas antes de realizarte uno:


  • No dejarse llevar por el impulso ni que nadie te influya, es una decisión para toda la vida, así que no debe tomarse sin pensarlo muy bien antes, cuanto más lo pensemos mejor será la decisión.
  • Buscar el mejor lugar para realizarlo y siempre con un experto, no basta con el amigo del primo de mi amigo, un tatuaje necesita ser hecho por alguien que sabe, ya que conoce la mejor forma de hacerlo.
  • Sino estáis seguros de la higiene de quien va realizarlo no dudéis en preguntar, muchas enfermedades pueden trasmitirse, entre ellas el sida o hepatitis.
  • Pensar en el sitio que va hacerse, el tamaño y tinta, existen algunas que facilitan su eliminación en caso de querer quitarlo con el tiempo, consultar la mejor opción tampoco está de más.
  • Los tatuajes grandes y con muchos colores son los más vistosos pero los que necesitan más cuidados y seguramente un repaso de tinta cada cierto tiempo, además de protección solar continua, pregúntate si estas dispuesto a pasar por ello más de una vez.
  • El cambio de peso y los años puede afectar a la forma de los tatuajes fácilmente una virgen puede pasar a ser un Botero.
  • atattoos.jpg

  • Las técnicas para eliminarnos son costosas y dolorosas desde 1800 euros hasta miles de euros, dejando cicatrices o necesitando constancia en el tratamiento. Las más empleadas son el láser o cremas que necesitan varios meses para actuar.
  • Los tatuajes negros o azules son más fáciles de quitar que los que contienen muchos colores así que si deseas uno muy colorido y es tu primer tatuaje lo mejor es que sea pequeño.
  • Piensa si tener un tatuaje puede afectar a tu trabajo o entorno familiar y social y si estas dispuesto a defenderlo y aceptar que haya personas que no le guste, lo critiquen, lo vean como feo o antiestético.
  • Si te haces un tatuaje podrás donar sangre después de un año de hacértelo por cuestiones de seguridad sanitaria, además no todas las personas pueden tatuarse como las personas hemofílicas, epilépticas, con marcapasos o con alergia a las tintas por eso es mejor consultarlo antes con tu médico.
  • Si eres una persona indecisa puedes optar por hacerte uno de henna o temporal y probar si vale la pena.

Así que es toda una responsabilidad hacerse uno, por mi parte prefiero verlos a tenerlos. Pero hay siempre para todos los gustos un tatuaje es cuestión de personalidad.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios