Sigue a

Pies nutridos

Hay talones con piel y talones de cemento puro, primos hermanos de los pies de elefante. La piel es tan gruesa y está tan seca y dura que pasar la piedra pómez en la ducha ya no es suficiente.

Es como querer pasar la lima de los pies en una pared de porlan: poco va a hacer. Hay que reblandecer primero esa capa dura para que la piedra pueda hacer su trabajo.

Necesitas un producto muy espeso y nutritivo: manteca de karité, crema nivea o neutrogena para los pies. A gusto del consumidor. Te embadurnas los talones generosamente y te pones unos calcetines de algodón durante 30 minutos como mínimo, a modo de mascarilla.

Claro que lo ideal es irte a dormir con ellos pero entiendo que en verano no es nada agradable. La cuestión es que la piel absorba el máximo de producto para que se suavice, venga blanda y empiece a desprenderse.

Sabremos cuándo porque, al salir de la ducha, la piel de los talones tendrá esa zona blanca que sólo frotando con la toalla ya se empieza a elimnar. Ahora sí que la piedra pómez puede trabajar: fuera piel muerta.

Foto | WhatDaveSees
En Mensencia | Los pies también existen, aprende como cuidarlos , Pies impecables para este verano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios