Sigue a

liposan bálsamo labial

Estamos en invierno, hace frío. Mucho frío. Entras en las tiendas y la calefacción está al máximo, sales a la calle y los termómetros bailan con los grados bajo cero. Esto no sólo te destroza la piel, también te destroza los labios.

Y unos labios cuarteados, duelen.

¿La solución? Simple y eficaz: cacao labial. Sólo con aplicarnos un poco nuestros labios ya estarán protegidos y sanos. Sin embargo, muchos hombres ni se lo plantean.

Bálsamo de labios Blistex

Tradicionalmente, este tipo de producto ha estado asociado al público femenino. Ya desde su presentación nos están recordando las barras de labios, y además, por si fuera poco, dan a nuestros labios cierto aspecto mojado, como si nos hubiéramos puesto brillo. A muchos hombres esto no les gusta, no les gusta nada.

Pero sigue haciendo frío, y los labios siguen doliendo. La piel de los labios es mucho más fina y delicada que la del resto del cuerpo, con el problema añadido de que no tiene glándulas sudoríparas que generen grasa y los refresque, ni prácticamente melanina que los proteja del sol. La reacción natural es humedecerlos con la lengua, sin embargo el efecto apenas es una ilusión: en cuanto vuelven a secarse (prácticamente en seguida) el dolor se intensifica.

Es hora de sacar el bálsamo labial de los bolsos y meterlo en la chaqueta. Al fin y al cabo, no se trata de una cuestión de estética sino de salud.

Para evitar ese efecto gloss que aparece incluso con las marcas más suaves – no en vano la base de los cacaos suele ser la vaselina - podemos retirar la cantidad sobrante con un trozo de papel higiénico ligeramente húmedo. Al aplicar el bálsamo tendremos cuidado de no apretar demasiado la barra contra la piel para que no quede demasiado brillante. Por último, si lo aplicamos nada más salir de casa cuando lleguemos a donde tenemos que ir ese efecto gloss ya se habrá pasado, nuestros labios estarán protegidos y todos tan felices.

También podemos aplicárnoslo sin complejos y evangelizar a nuestros amigos sobre las maravillosas propiedades de este remedio tan sencillo pero tan eficaz. Puede que al principio, en según qué lugares, choque un poco, pero no hay nada como tomarse una buena taza de café caliente sin desear morir al primer roce del líquido contra los labios.

Imagen | Liposan, Arrebatadora
En Arrebatadora | Bálsamo de labios Blistex; Utilidades del bálsamo de labios

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios