Compartir
Publicidad

Gommage para las manos de L'Occitane, exfoliar las manos en un minuto

Gommage para las manos de L'Occitane, exfoliar las manos en un minuto
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las manos, esa parte del cuerpo que olvidamos cuidar y que agredimos constantemente. Realizar un peeling en las manos es uno de los cuidados de belleza más fáciles y más agradecidos en el hombre. Os cuento la experiencia con el Gommage pour les mains de L’Occitane.

Solamente lavarnos las manos con un jabón de calidad dudosa ya estamos estropeando la piel de las manos. Añadidle ir en moto sin guantes, trabajar en la obra, ser carpintero u oficinista en un despacho con el aire acondicionado funcionando todo el día. Espero que también esté en la lista lavar los platos pero por otras razones.

Si utilizáis con regularidad crema de manos y aun así no las notáis suaves, una razón puede ser que os falta exfoliar la piel. Actualmente existen muchos peelings para manos express: en un minuto, manos suaves, lisas y limpias.

Gommage-33

¿Qué contiene el Gommage para las manos?

La diferencia de este producto exfoliante corporal con uno facial son los aceites esenciales que contiene. Las partículas exfoliantes son mucho más gruesas, como una sal gruesa de cocina. El Gommage forma parte de la gama karité y contiene un 15 % de esta manteca nutritiva e hidratante.

Si os fijáis en la foto superior, una fina capa líquida ha quedado sobre las sales exfoliantes, es la parte aceitosa. Para utilizarlo correctamente, se mezcla bien con la pequeña espátula que viene en la caja antes de coger y aplicar el producto sobre la piel.

El tarro contiene 100 gramos, tenéis para muchos peelings de manos. Manos, solamente manos o máximo alguna zona del cuerpo como los codos o los pies. No lo utilicéis para la cara porque es demasiado agresivo y por el aceite. El tarro cuesta 14 euros.

Gommage-22

Mi experiencia en un minuto

Los que no tenéis tiempo y los perezosos tenéis que buscar productos express como éste por la rapidez de aplicación. Mezcláis bien con la espátula, aplicáis un poco de producto en la mano y lo frotáis con ambas manos, como si os las estuviérais lavando con jabón.

No hay que olvidar las zonas entre los dedos y las muñecas. Se nota el grosor de las sales exfoliantes y la operación frotar no cuesta ningún esfuerzo gracias al aceite. Una vez exfoliada toda la piel, dorso y palmas, elimináis el exceso de producto bajo el agua del grifo, sin jabón, y listo.

Comprobaréis que no deja restos grasos, el aceite suaviza e hidrata la piel pero no pringa. El resultado son unas manos suaves, sin piel muerta, sin escamas de sequedad y más lisas. El exfoliante de manos también uniformiza la piel ya que si tenéis manchas o cicatrices ya curadas las eliminará o se verán mucho menos.

Ya que has llegado hasta aquí y que te estás planteando empezar a cuidarte mejor las manos, el punto final de este cuidado corporal es aplicar un poco de crema de manos. Verás qué cambio tanto por el aspecto visual de tus manos como por la sensación al tacto. ¡Adorarán tus carícias!

Más información | L’Occitane
En Mensencia | Quitacutículas busca uñas de hombres que pasan de la manicura, Unas manos perfectas son tu mejor arma de seducción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos