Síguenos

Vapor

Si no puedes permitirte un servicio de limpieza de cutis en un centro de belleza, la solución no es pasar de ella sino realizarla tú mismo en casa. Los pasos a seguir ya te los expliqué en este post y hoy vamos a ver cómo solucionamos el paso del vapor.

Se me ocurren tres maneras caseras de obtener vapor de agua como paso previo a la extracción de granitos y puntos negros: Olla, manoplas y sauna facial. Como estamos hablando de ahorrar un dinero, descartamos la sauna facial. Porque ya lleva instrucciones y porque, segun la experiencia de Fabo (comentario nº 24), no es tan eficaz como debiera ser.

Hervir agua en una olla es el método más clásico y sencillo. Empiezas limpiando bien tu rostro con el limpiador que más te guste y seguidamente te haces el peeling facial. El siguiente paso es el vapor de agua que va a reblandecer tu piel y abrir los poros para la extracción. Pon el agua al fuego.

Watch that child with boiling water

Cuando empiece a hervir, apaga el fuego porque vas a utilizar una toalla de baño y no queremos accidentes ni fuegos caseros. Te sientas cómodamente frente a la olla e inclinas la cara para recibir el vapor. La toalla debes colocarla encima de tu cabeza, cubriéndola para recibir cuanto más vapor de agua mejor. Aguanta ahí unos 10 minutos: ya está listo.

Si no soportas el vapor, puedes utilizar manoplas de baño. Calienta de todos modos el agua sin llegar a la ebullición. Sumerges un par de manoplas y vas aplicándolas en tu rostro. Cuando pierde el calor, vuelves a sumergirlas y aplicarlas de nuevo. Te sorprenderías de la cantidad de esteticistas profesionales que lo hacen así.

Foto | phatcontroller, canonsnapper
En Mensencia | Señores, los pasos de una limpieza de cutis

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios