Compartir
Publicidad

Cuidados de belleza masculinos para una entrevista de trabajo

Cuidados de belleza masculinos para una entrevista de trabajo
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La entrevista de trabajo es más que un intercambio de palabras y curriculum. Es un intercambio de impresiones en las que la vista juega un papel igual de importante que los conocimientos y la experiencia laboral. Para aumentar tus posibilidades de éxito, prepara con antelación tu aspecto.

Mi compañero Dani ya te sugirió qué debes ponerte para esa entrevista, yo voy a aconsejarte cómo ir, los cuidados cosméticos faciales y corporales que debes tener en cuenta.

El dicho “una imagen vale más que mil palabras” es cierto. Arrepentirse de no haber cuidado un detalle o no haber escogido bien algún elemento de tu look ya no tiene remedio: la entrevista ya ha pasado y no tienes otra oportunidad. Mientras estés en el punto de mira de una selección de personal, vale la pena el esfuerzo de vestir y acicalarte adecuadamente.

Te toca

Cuidados corporales

Empiezo comentando los cuidados corporales porque aunque el primer contacto es la vista a nivel del rostro, el face to face, en realidad el sentido del tacto y el del olfato llegan primero a la percepción del entrevistador.

  • Las manos: el saludo formal es estrecharse las manos y éstas dicen mucho de ti. Por lo menos, la derecha. Piensa en la impresión que tienes cuando la estrechas a un conocido que las tiene callosas y ásperas. Es desagradable, incluso sorprende. No sabes qué te ha dicho para saludarte pero has notado esa piel de rinoceronte.

Es muy importante que días previos a la entrevista cuides tus manos: un peeling, suprimir las durícias con piedra pómez y aplicar una buena crema de manos. No te apliques crema de manos antes de la entrevista por si los nervios o la temperatura ambiental es calurosa. Peor que una mano áspera es una húmeda.

Los que sufrís de hiperhidrosis palmar, no dejéis que esa sudoración excesiva os incomode: remediadlo e id tranquilos a la entrevista.

  • Las axilas: la bestia negra de las entrevistas es evitar el olor a sudor. La misma sudoración corporal o los nervios pueden jugarte una mala pasada. ¿Qué tal si para la ocasión te depilas las axilas? Ayuda y mucho. Si no tienes mayores problemas, ¡a por tu puesto de trabajo!

Si eres de los que los nervios te suelen fallar, existen desodorantes más intensivos que los normales. Te conté el ejemplo de Vichy Stress Resist y existen otros. Mi consejo es que lo utilices durante la semana anterior a la entrevista, así la piel y las glándulas sudoríparas se habitúan a él y se regulan.

Cuidados faciales

Cuidados faciales

Vamos a por vuestra cara bonita. Para que se vea bonita debe estar limpia. Esto significa que debe estar libre de brillos, de puntos negros y de manchas en la medida de lo posible. Unos días antes, asígnate un tiempo en tu agenda para el peeling facial y la mascarilla. ¡Sin excusas!

  • La piel: dependiendo del estado de tu piel, una buena idea es hacerte una limpieza de cutis unos días antes de la entrevista. Si lo haces 4-5 días antes mantendrás tu piel limpia y habrá desaparecido cualquier rojez. Explícale a la esteticista el motivo de la limpieza de cutis para poder escoger los productos adecuados.
  • Las cejas: si no soléis haceros las cejas no os pido que empecéis ese día a menos que os animéis. Pero un repaso a los pelos que suelen ir por libre y destacar donde menos deberían no está de más. El entrecejo debe estar libre de vello. Sea con las pinzas de depilar o con cera, en esa zona no debe verse ni un pelo.
  • Los pelos de la nariz y de las orejas: ya que estamos eliminando pelos indeseados, ¿los pelos de la nariz y de las orejas están controlados? Ahí no tires con una pinza de depilar, el instrumento adecuado es la tijera con punta roma. Si tienes pelos en los lóbulos de las orejas, ahí sí puedes eliminarlos con cera o pinzas.

* El cabello: el cuidado del cabello suele estar entre los cuidados corporales pero en una entrevista de trabajo pasa a formar parte de la cara. No tengo que deciros que debe estar limpio, libre de grasa y de caspa. Imagino que si tenéis uno de esos dos problemas ya lo estáis tratando pero ese día sed más precavidos. El peinado es importantísimo: puntas cerradas, cabello sin encrespamiento, corte recién hecho o con suficiente forma.

En el tema de las canas correremos un tupido velo pero lo que sería imperdonable sería acudir con mechas desarregladas o con el cabello mal teñido con las raíces visibles. Transmite una idea de dejadez, incluso de suciedad, que aunque no sea real está ahí a la vista. El entrevistador no te conoce, no sabe cómo eres.

  • El maquillaje: éste es el último punto a comentar, la guinda del pastel. Hoy día sorprende si un hombre tiene ojeras oscuras o unas bolsas gigantes bajo los ojos. El brochazo de polvos bronceadores da un aspecto tan saludable que da gusto mirar la piel de esa persona. Si no quieres sublimar el tono de la piel pero sí dar una uniformidad y eliminar brillos en las zonas conflictivas, los polvos matificantes translúcidos serán tus aliados. Son los dos puntos básicos.

No se trata solamente de maximizar vuestro buen aspecto sino de sentiros bien con vosotros mismos. Los cuidados de belleza reafirman vuestra confianza, la seguridad en vosotros mismos y es una sensación agradable. Ese día es especial, cuidaros de manera especial y os sentiréis de maravilla. ¡Buena suerte!

Foto | EOI Escuela de Organización Industrial, EOI, Dubo.cl
En Mensencia | Cuida tu calzado: recomendaciones para su limpieza y mantenimiento, Gillette Mach 3 vs Wilkinson Sword Quattro, ¿afeitado con tres o cuatro hojas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos