Sigue a Trendencias Hombre

Soy un grano

Los granitos, esos malditos granos en la cara que encima de doler, afean. Siempre os insisto en que los dejéis en paz y no los toquéis pero, no nos engañemos: no lo hace casi nadie. Ni siquiera yo. Ya que vamos a hacerlo, hagámoslo bien: reventemos los granos cuando estén maduros.

Porque no puedes hacer explotar un granito que no está maduro. Eso quiere decir que tiene ya el pus visible. Si no está el puntito blanco, déjalo todavía unos días. Ves preparando el material necesario: gasas, alcohol, una aguja y tónico purificante.

Un grano es una pequeña infección que sale fuera del cuerpo a través de ese grano, en forma de pus. Cuando tengas uno realmente molesto y a punto de salir, puedes reventarlo siguiendo los pasos que te detallo a continuación.

alcohol_etilico

  • Reblandece la piel: el momento ideal para esta operación es después de una ducha de agua caliente. La piel está blandita y será más fácil y menos doloroso la extracción del grano. Una segunda opción es la olla con agua hirviendo que ya explicamos.

Hay una tercera opción: aplica localmente una esponja o guante de baño bien caliente. Vuelve a introducir y escurrir la esponja en el agua caliente para aplicarla tantas veces como sea necesario hasta que notes la piel blanda. Ya está preparada para la extracción.

  • Extracción: Con un algodón o con la misma gasa impregnados de alcohol, frota la zona del grano y alrededores para garantizar la limpieza. Si el grano está maduro, poca presión hará falta que hagas con un par de gasas para que salga todo el pus.

No lo hagas nunca con los dedos: es antihigiénico. La gasa o el kleenex que utilices lo absorberán todo y no irá infectándote la piel alrededor del grano.

Si ves que el granito lo necesita o te duele sólo rozarlo con la gasa, puedes ayudarte con una aguja. Antes de utilizarla, frótala también con alcohol antes de rasgar con cuidado el grano. Una vez pinchado, te será menos doloroso sacar ese líquido infectado.

Debes sacarlo todo, hasta que salga la gota de sangre sin ningun resto blanco de pus. De lo contrario, volverá a crecer el granito. Aplica la gasa hasta que se absorba todo, si hace falta coje una nueva y limpia. Termina aplicando de nuevo un poco de alcohol.

  • Cerrar el poro: la operación no ha terminado. Ahora que ya has vaciado el grano y que no sale más sangre (se trata de gotas, no vas a chorrear ni desangrarte), hay que intentar cerrar el poro. Eso puedes conseguirlo aplicando un poco de tónico purificante o cualquier otro producto astringente. Un poco de mascarilla de arcilla servirá.

Serozinc

Puede que durante unos días esté rojo o te duela un poco, dependiendo de la importancia que tenía el grano. Pero no lo toques, no lo manosees: espera a que se cure solo. Insisto en que no es recomendable extraer granitos que están todavía en fase de maduración. Además, si no es así tampoco conseguirás sacarlo y te dolerá hasta que madure del todo. Vale la pena esperar y hacerlo bien.

Si eres propenso a granitos, recuerda que debes mantener la piel del rostro lo más limpia posible con un limpiador facial y realizar un peeling de vez en cuando. Los tónicos astringentes o purificantes ayudan a menos que te resequen demasiado la piel por tenerla sensible o a tendencia seca. Espero que este post te haya ayudado.

Foto | floato, picses.eu
En Mensencia | ¡Socorro, tengo un grano!, Roll on anti granos Pure Active de Garnier a prueba

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios