Síguenos

Avene

Aun a riesgo de un linchamiento por parte de algun comentarista (ya me avisó de sus garras), este es un post de opinión sobre la relación entre las recetas las recomendaciones de productos Avène y los dermatólogos.

Vamos allá. Que los dermatólogos son médicos especialistas en la piel y que saben sobre sus enfermedades, no admite discusión. Que todos saben o se han informado sobre la cosmética, sus lineas y gamas de productos y las marcas que existen en el mercado, va a ser que no.

Todos hemos ido al dermatólogo alguna vez por problemas de acné, psoriasis, manchas claras u oscuras o lo que tengamos que nos preocupa. ¿Quiere eso decir que todos los pacientes tienen la piel sensible?. Ni hablar.

Pero Avène y otras marcas de distribución exclusiva en farmacia son las que tienen una linea para problemas cosméticos digamos ‘complicados’ o que están en el círculo de tratamientos tipo medicamento. Esos productos tienen su mercado potencial en la consulta del dermatólogo, por supuesto.

Además, son los que se toman la molestia en organizar equipos de visitadores médicos que van a su consulta para informarlos de los beneficios de sus productos. Creo poder afirmar que ni L’Oréal, ni Biotherm, Clarins u otras marcas pasan su tiempo informándolos (no creo tampoco que los atendieran, aunque eso es otra historia).

Productos Avene pieles sensibles

En fin, que si eres dermatólogo y esa es la información que tienes, pues eso es lo que vas a aconsejar a tu paciente, tenga la piel sensible o no. Toda la linea Avène es para pieles sensibles y la tomo como ejemplo porque es más famosa que las muñecas que se dirigen al portal (es que soy de una generación ya anterior).

Salen con el papelito tipo receta de especialista tanto los que tienen piel atópica o psoriasis como la persona que necesita un protector solar para las manchas o el adolescente en plena explosión hormonal con un acné de narices. Los dos últimos ejemplos no tienen porqué tener la piel sensible. ¿Porqué no recetan recomiendan Clarins o Men Expert?

Y como el marketing viral no existe sólo en la red, venga: todo el mundo a utilizar cosmética de farmacia para piel sensible porque es algo así como un tarro de milagro de Lourdes. Tu vecino, tu primo, incluso tu jefe lo utilizan y les va de maravilla. Pues a tí también.

Y nada tiene de malo, ojo. No pretendo restar ni una pizca de calidad a Avène ni a ninguna otra del mismo mundillo etiquetado a-prueba-de-todo. La cosmética para piel sensible se puede aplicar a cualquier tipo de piel que no será nada agresiva ni está contraindicada en ningún caso.

La cuestión es: cosméticamente hablando, a una piel sin problemas de sensibilidad ¿qué le aporta de positivo, de valor añadido?. Casi nada. Como bien dijo un comentarista hace poco en otro post, los productos Avène (y cualquier otra linea especial sensibles) están formulados con muy pocos activos precisamente para no darle a la piel ningun motivo de rebeldía sensible o alérgica.

Pocos activos: ¿qué significa? Que no son productos antiedad potentes, que no vas a ver resultados reafirmantes ni antiarrugas importantes porque no es su cometido. Para una piel sin problemas de sensibilidad, es poco. Te estás gastando un dinero en un cosmético que no es para tu piel porque no lo necesita y encima no te aporta los resultados que estás esperando.

En Mensencia | El jabón de glicerina, tu nuevo mejor amigo , La garantía de la cosmética vía farmacia es sólo psicológica

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios