Sigue a

grease1.jpg

Desde que soy colaborador en Mensencia, noto que hay una profunda duda en sus lectores: cómo se hace un buen tupé. Ni os imagináis la cantidad de comentarios y correos que recibimos acerca de este peinado tan icónico y a la vez tan complejo de llevar a cabo. Muchos de vosotros nos contáis que estáis cansados de probar frente al espejo con la gomina para que al final no os quede el resultado que esperabais. Es aquí donde viene el primer consejo: hasta que no se coge soltura, saldrán muchos tupés desastrosos, pero no hay que perder la paciencia.

Yo he usado tupé durante más de un año y aunque ahora no lo llevo, es un peinado que echo de menos, porque da mucha personalidad al conjunto. Sin embargo, todo tiene su límite, y llega un momento en que hay que evolucionar. Pero hoy no he venido a hablar de mí: quiero que todos sepáis de primera mano cómo se hace un buen tupé.

Muchos son los personajes públicos que lo usan, desde el famoso Danny Zuko de Grease hasta el actual Robert Pattinson, pasando por estrellas del cine adolescente como Zac Efron. Algunos más desenfadados y otros con más gomina, pero todos con unos centímetros más de altura gracias al tupé.

fp_5481077_effron_zac_cjny_072610jog_-334x460.jpg

Incluso celebridades de internet como Pelayo Díaz no cambian el tupé por nada en el mundo.

5090123966_2d738a4733_z.jpg

Pues bien, ha llegado el momento de que tú también sepas cuáles son los trucos para levantar el mejor tupé del mundo (y te lo digo yo, que lo he llevado mucho tiempo y sé de qué va el tema).

Para empezar, y siento decepcionar a mucha gente, el tupé bueno no se consigue de la noche a la mañana, y no se consigue tampoco con cualquier corte de pelo. De hecho, creo que la mayoría de los chicos que no consiguen este peinado es porque no tienen el corte de pelo adecuado para ello. Chicos del mundo, dejad que vuestro pelo crezca hasta más o menos estas dimensiones:

douglasneitzke.jpg

Cuando consigáis tener ese flequillo, será el momento de ir al peluquero y pedir claramente lo que queréis, lo cual viene siendo: a) Un corte de pelo más marcado por los lados y la parte posterior de la cabeza; b) Por arriba y por el flequillo casi nada; c) Un degradado propio del tupé, según el cual, el pelo debe ser progresivamente más largo a medida que nos acercamos al flequillo, es decir, más corto por detrás y cada vez más largo mientras más nos acerquemos a la frente.

Como seguramente tendréis unos peluqueros exigentes, os cortarán el pelo demasiado y pensaréis que el plan no ha tenido resultado, pero no desesperéis, porque cuando pasen unas semanas, esto será lo que tendréis en vuestras cabezas:

philippwirth.jpg

Como he dicho, con los lados muy cortos, la parte posterior de la cabeza también y por arriba mucho más largo por la parte delantera que por la trasera. En el momento en el que más o menos tengáis ese corte de pelo será el momento real de ponerse frente al espejo con la gomina o la laca.

Yo en un principio recomiendo la gomina, pues te permite manejar tu pelo con las manos y coger habilidad en esto de conocerte a ti mismo (es toda una terapia: estáis tu pelo y tú solos en esto).

Cuando hayan pasado unas horas después de la ducha y el pelo esté bien seco y no excesivamente lacio, es el momento de aplicar un poco de gomina por todo el pelo. Te echas un poco en la mano y lo extiendes por todo el pelo, revolviéndolo como si lo que menos quisieras fuese un tupé. Repites esta operación unas tres veces y dejas que la gomina se seque en tu pelo.

Al cabo de una media hora es cuando el pelo está fijo (aunque no como un tupé) y será el momento de repetir la operación: otras dos o tres veces repartes pequeñas cantidades de gomina por todo tu pelo. Al final, aunque no tan exagerado, te quedará una cosa como esta:

21677990.jpg

Repito: el efecto no es tan exagerado como en la foto, pero es algo así de revuelto como te debe quedar después de haberte extendido varias veces pequeñas cantidades de gomina. Ha llegado el momento de la verdad. Ahora tienes que echarte una cantidad algo mayor de gomina en la mano, extenderla para que no haya grumos y levantar con ella el flequillo.

Si la operación anterior la has hecho correctamente te darás cuenta de que tu pelo, por muy liso y lacio que sea, ahora está totalmente manejable gracias a la fijación de la gomina que has hecho antes. Con una vez (o como mucho dos) que coloques el flequillo, te quedará algo muy parecido a un tupé. Ya es cuestión de coger habilidad y saber conocer tu pelo.

Yo casi nunca he usado peine para hacerlo, sobre todo, porque después de que el pelo esté tan fijado, duelen los tirones, aunque cada cabellera es un mundo y quizá haya personas que lo prefieran. Este será el resultado cuando consigas práctica:

lennart.jpg

Pese a que lo hayas conseguido, sentirás que no te queda como a tu estrella de cine imaginada, pero no desesperes. Habrá que ir subiendo niveles progresivamente, practicando mucho y, sobre todo, conocer tu pelo, lo que le queda bien, lo que te favorece más y los pequeños trucos que irás descubriendo y que enriquecerán tu tupé. Además, cuando tu pelo vaya creciendo, notarás que cada vez se parece más a lo que querías:

maxkrieger.jpg

Si sigues manteniendo este corte, podrás tener el tupé todo el tiempo que quieras. Además, si algún día estás cansado de peinarte, verás que dejándolo sin gomina consigue tener su encanto. Este es exactamente el peinado que tenía yo (con menos rizos) cuando no me hacía el tupé:

curls.jpg

A medida que pase el tiempo, verás que tienes que tener mucho cuidado con los perfiles de tu tupé, poque por muy frondoso que parezca, por los lados a veces se desmorona un poco y puede parecer de todo menos lo que quieres. Pero se trata de experimentar, empezar a arreglarte media hora antes de lo que hasta ahora hacías y conocerte profundamente para saber lo que te queda bien y lo que no, lo que aguanta tu pelo y lo que no.

Cuando salgas de fiesta, siempre es aconsejable que antes de salir, te eches un poco de laca encima del peinado (sí, laca encima de la gomina; nadie dijo que esto fuera sano para tu pelo) y resistirá mejor los saltos de una fiesta.

tobiassoresen.jpg

Anímate en esto del tupé y no dudes en enviarnos tu foto con el resultado cuando alcances el nivel senior en el mundo del tupé. ¿Qué te parecen los consejos? ¿Han satisfecho vuestras expectativas?

Fotos | El Blog más chic, Jak and Jil, Kate loves me

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios