Sigue a

1_2012_clipso_americanvacation_03_700.jpg

El peinado de moda por excelencia en las últimas temporadas es el tupé, aquí no entra discusión ninguna ya que el estilo “rebelde sin causa” se ha adueñado de las cabelleras de más de medio mundo.

Como todas las tendencias ésta también tiene una fecha de caducidad, pero el caso es que aún no le ha llegado su turno, esta temporada el tupé también dará mucho de qué hablar una vez más.

Si aún no te has atrevido con este peinado y quieres dar el paso hoy te contamos 5 pasos básicos para conseguir un buen tupé. Eso sí, la materia prima la tienes que poner tú, sin una buena cabellera poco se podrá hacer.

1. Largura ideal

El primer paso es el más obvio pero también el más importante. Sin un buen corte adecuado en la largura y proporciones será imposible obtener un buen resultado por mucho empeño que pongas.

El corte deberá ser progresivo, es decir, cortisimo en la nuca y a medida que vayamos avanzando a la frente el cabello deberá ir creciendo en longitud, llegando a una largura en la frente menor de 10 cm y siempre mayor de 5 cm. Incluso para acentuar ese efecto se puede optar por un peinado a capas con navaja.

2. Preparar el cabello

El truco para que el tupé no se nos venga abajo a las primeras de cambio reside en dar volumen a nuestro cabello y prepararlo previamente, para ello nos debemos fijar en aspectos tan simples como efectivos.

Por ejemplo después de lavar nuestro cabello deberemos secarnos con una toalla suavemente de forma que con la toalla vayamos echando hacia atrás nuestros cabellos de la zona de la frente y no se nos queden apelmazados.

Si ya tenéis el cabello lo suficientemente largo y queréis un tupé de dimensiones abultadas entonces probad a secar vuestro cabello con la cabeza apuntando al suelo y posteriormente darle volumen con la yema de vuestros dedos, la ley de la gravedad será vuestra aliada para impedir que vuestro cabello quede demasiado apelmazado.

jf.jpg

3. Dar volumen

Dar con buenos productos es esencial para asegurarnos un buen acabado. Las espumas voluminizadoras son unas buenas aliadas si queremos aportar consistencia a nuestro peinado.

Un poco de producto de espuma voluminizadora (poco más de una nuez) puede ser más que suficiente, incidiendo principalmente en los cabellos más cercanos a la frente y moldeando el tupé con nuestros dedos. Intenta aplicar el producto de la mitad a las puntas y una vez que hayas finalizado intenta crear huecos por todo tu peinado de forma que éste gane en volumen.

4. Secador

Con el secador intentaremos moldear nuestro tupé y al mismo tiempo darle nuestro toque personal, dejando que los cabellos de la frente apunten hacia arriba si eres de rostro redondeado o hacia un lateral si eres de rostro alargado.

Nos podemos ayudar de un cepillo de puntas redondas para ir peinando el tupé al mismo tiempo que aplicamos el aire con el secador, de esta forma podemos sujetar el cabello mechón a mechón y aplicarle aire para que quede moldeado a nuestro antojo.

wax.jpg

5. El toque final

Este último paso lo podemos dejar como opcional, todo depende de la densidad de tu cabello y de la largura del tupé. Como os comentamos anteriormente, si tu cabello es lacio y no tiende a aguantar el tupé tu mejor opción será la cera (ojo, no abusar, sino el cabello pesará en exceso y el tupé no aguantará).

Este paso lo haremos siempre después del secador con el pelo seco y repartiendo bien la cera por todo el cabello, dando forma a nuestro tupé con la yema de nuestros dedos.

Si por el contrario no te gusta el efecto que deja la cera, entonces tu mejor opción es aplicar laca en la parte frontal de vuestro tupé para que permanezca intacto por más tiempo, eso sí, solo apto para cabellos que ya tengan cierta consistencia. Un consejo, no robéis la laca a vuestra madre, el olor puede resultar fatal.

En Trendencias Hombre | Todos los secretos sobre el tupé: aprende todos sus trucos
En Trendencis Hombre | Especial Cortes de pelo 2012

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios