Compartir
Publicidad

Reemplazos útiles para ahorrar grasas y calorías

Reemplazos útiles para ahorrar grasas y calorías
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Estamos intentando ayudarte a poner el cuerpo en forma para el verano y sabemos que lo mejor es cuidar todos los hábitos de vida, sobre todo, los referidos a dieta y actividad física. Si lo que necesitas para estar en forma es perder unos kilos, además de los trucos que ya hemos dado, pueden ser muy útiles emplear reemplazos para ahorrar grasas y calorías.

Por qué emplear reemplazos para reducir grasas y calorías

Al momento de querer reducir las calorías consumidas muchos optamos por disminuir la cantidad de alimentos que ingerimos, sin embargo, es muy difícil reducir el tamaño de las porciones que estamos acostumbrados a consumir y resulta más fácil conservar el volumen y disminuir las calorías y grasas de la preparación.

Por esta razón, emplear reemplazos es de gran utilidad, pues podremos conservar la cantidad que comemos logrando igualmente reducir las calorías ingeridas que favorecen un balance energético negativo necesario para perder peso y sobre todo, grasa corporal.

Casi sin darnos cuenta podemos lograr con el empleo de reemplazos con menos grasas y calorías, perder unos kilos de cara al verano.

Reemplazos para ahorrar grasas y calorías

Claramente podemos reducir las calorías de un plato si utilizamos ingredientes con menos grasas y/o con menos azúcares. Pero hoy, buscamos ante todo, reducir grasas de la preparación porque son los nutrientes más concentrados en calorías por lo tanto, con sólo disminuir un poco su presencia en una comida, podemos quitar considerables calorías.

teemplazo

Algunos reemplazos que podemos emplear para quitar grasas y así reducir calorías a nuestros platos son:

  • Nata por yogur natural: con este reemplazo podemos ahorrar cerca de un 50% de las grasas en una salsa o en un aderezo, donde en lugar de nata utilicemos yogur natural. Además de restar grasas estaremos sumando proteínas de calidad que sacian, calcio y otros micronutrientes.
  • Mantequilla por puré de aguacate: en este caso no ahorramos demasiadas grasas, sólo un 10 a 20%, pero cambiamos grasas saturadas por grasas monoinsaturadas que se asocian a menos barriga y peso corporal, por lo tanto, para untar un pan o tostadas o para condimentar un bocadillo, este reemplazo es de gran ayuda.
  • Bacon o panceta por jamón serrano: tenemos con este reemplazo más sabor y proteínas con muchas menos grasas, pues estamos quitando casi un 30% de contenido graso a cualquier preparación que pueda llevar panceta, por ejemplo: un bocadillo, una ensalada, una salsa u otro.
  • Huevo entero por clara de huevo: si sólo empleamos la porción blanca del huevo estamos quitando todas las grasas que aporta el mismo y por ejemplo para unir un pastel o una tortilla, no necesitamos más que la clara. En este caso nos quedamos sin grasas si utilizamos el reemplazo.
  • Frituras por horneados: si evitamos las frituras en casa y en reemplazo cocinamos al horno, estamos restando muchas calorías, pues durante la fritura se absorben grasas en proporciones que casi triplican a las que se absorben al cocinar al horno. Podemos cambiar empanados fritos por horneados, cocinar verduras al horno en lugar de fritas y demás, para ahorrar un 30% de grasas y calorías.
  • reemplazo2

  • Mantequilla por queso de untar bajo en grasas: para untar panes o sándwiches este reemplazo es de gran ayuda pues podemos ahorrar hasta un 70% de grasas si cambiamos mantequilla por queso de untar reducido en grasas. Aun podemos ahorrar calorías y grasas si utilizamos un queso de untar tradicional.
  • Queso fresco o de pasta blanda por requesón: con este reemplazo podemos quitar un 10% de grasas, pues el requesón no concentra sus calorías y nutrientes por no pasar por un proceso de curación, así, conserva más volumen y contenido acuoso con menos grasas y calorías.
  • Muslo o ala de pollo por pechuga de pollo: con este cambio podemos restar un 20% de las grasas de una preparación, pues la pechuga es la porción con menos contenido graso y más proteínas magras del ave, mientras que el ala del pollo es la presa más grasa. Si restamos la piel del pollo también estaremos restando calorías y grasas casi sin darnos cuenta.
  • Mayonesa por yogur natural: este cambio también nos permitirá ahorrar cerca de un 80% de las grasas y sumar micronutrientes, podemos saborizar el yogur natural con hierbas frescas y zumo de limón para semejar un poco más el sabor de la mayonesa, logrando así un reemplazo casi imperceptible que nos permitirá restar grasas y calorías a bocadillos, ensaladas u otros platos.


Como comentamos, muchas veces podemos conseguir un sabor muy similar y conservando el tamaño de la porción, restar calorías y grasas a nuestros platos, lo cual sin duda es de gran ayuda si queremos perder unos kilos y poner el cuerpo en forma de cara al verano.

En Vitónica | Perder peso reemplazando alimentos
Imagen | Stu_spivack, Theresac y Bochalla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos