Perder peso en Navidad es casi imposible. Mantenerlo ya es otra cosa

Síguenos

Cena


No es que sea imposible, es que puede ser un poco mortificante. No quiero generalizar al respecto y seguro que hay gente con mucha fuerza de voluntad capaz de decir que no a todos los dulces, las bebidas, las copiosas comidas… que se interpongan en nuestro camino de intentar perder peso. Es por ello que muchas personas deciden empezar la dieta justo después de navidades que, sumado a que se trata de un periodo más tranquilo en cuanto a comidas y a los propósitos de año nuevo, se convierte en una de las metas del año que empezamos predilectas.

Pero existe otra posibilidad para todos aquellos que, aun estando a dieta y ver las navidades como una etapa más que superar en su periplo de perder peso, quieren algunos consejos sobre como afrontarla de una manera más optimista y satisfactoria que nunca viene mal; es decir, no intentar perder peso sino mantenerse en el que estábamos para proseguir después de las fiestas con nuestro objetivo. Así que aquí os dejo los que a mí particularmente siempre me ayudaron.


  • El pavo es uno de nuestros grandes aliados: Ante la gran variedad de carnes que se nos ofrecen para estas fechas, tenemos una selección de aquellas con un menor contenido en grasas con respecto al resto. Bien es cierto que muchas veces no somos nosotros quienes preparamos el menú pero, siempre que esté en nuestra mano, el pavo puede ser nuestro aliado: tiene menos grasa y menos calorí­as. Las carnes de cerdo, el cochinillo… tienen 310 calorías por cada 100 gr. El cordero, la paletilla de cordero, las chuletas, etc. tienen 265 calorí­as por cada 100 gr. Sin embargo el pavo tiene 102 calorí­as por cada 100 gramos. Y si no hay pavo, probad con la carne de avestruz o el conejo, igual de ligeros y dietéticos.
  • Peor que el tiempo de cenar es el tiempo de preparar la cena: creo que todos admitiremos que mientras se cocina uno se puede pegar sin querer unos atracones increíbles. Que si pruebo la salsa, que si que buena pinta tiene esto, que si me pongo una copa, que si pico un poco de aquí... así que para evitar la tentación, que será difícil, prepárate un cuenco con aperitivos bajos en calorías, cocina después de haber comido o ten a mano agua o zumos para saciar tu apetito. Verás como así probamos sólo lo necesario.
  • seafood

  • Para empezar, dale a los mariscos: Se trata de una comida ligera, equilibrada y bastante baja en calorías. El único problema es que sube el nivel de ácido úrico, al aumentar las purinas, pero excepto las personas que sufren de gota, sería una buena idea una de gambas para cenar. Y por cierto, si los comemos con cuchillo y tenedor, pasaremos más tiempo pelándolos y consumiremos menos.
  • Siempre bebidas “sin”: No sé la cantidad de veces que hemos dicho que una de las cosas que más engordan son las bebidas con alcohol. Así que si evitamos las bebidas con muchos grados (por un par de copas de champán no creo que pase nada) y evitamos los refrescos con azúcar (bebidas light o zumos) mucho mejor.

En Mensencia | Qué alimentos debemos evitar estas navidades si no queremos engordar
Foto | smaku, formalfallacy

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios