Compartir
Publicidad

Lugares poco indicados para comer si lo que queremos es bajar de peso

Lugares poco indicados para comer si lo que queremos es bajar de peso
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Resulta curioso y seguro que más de uno no se ha planteado que, además de controlar lo que comemos, a las horas en las que lo hacemos y las cantidades que ingerimos, también sería curioso ponerse a analizar los sitios en donde dedicamos más o menos tiempo a hacer las comidas, pues de una manera u otra son responsables también de nuestro peso aunque no seamos del todo conscientes de ello.

Y no hablamos de irse a comer al restaurante vegetariano de la esquina o al Burguer King que está en la acera de enfrente de la oficina, que va. Está más enfocado a si comer de pie o sentado, en una mesa o en el metro de camino a casa, antes de hacer deporte en los vestuarios del gimnasio o tranquilamente en nuestro mesa de la cocina. Por eso, con ayuda de nuestros compañeros de Vitónica, vamos a hacer la lista de los sitios totalmente desaconsejados para perder peso.

  • De pie en la cocina: por mucho que se piense que comer de pie ayuda a facilitar la digestión, en el fondo lo que estamos haciendo es tener en nuestro plato a todo el frigorífico en vez de tres o 4 alimentos concretos. Optamos a picar cualquier cosa pues todo está en nuestra mano y, al no disponer de las dosificaciones que nos imponen los platos, realmente no controlamos cuanta comida nos estamos metiendo en el cuerpo.
  • En el automóvil: conducir es una cosa y comer otra y creo que estando en el automóvil sabemos bien cuál es la prioridad, por lo que comer mientras conducimos implica que no registremos la cantidad ni la calidad de la comida que ingresa al cuerpo. Además, la saciedad que podemos experimentar comiendo un bocadillo mientras conducimos es muy inferior a la que sentiríamos comiendo el mismo bocadillo sentados a una mesa, concentrados en el momento de comer.
  • En la mesa de trabajo: aquí sumamos un factor más y es que si llegamos al punto de tener que comer en la mesa de trabajo es porque el tiempo apremia y no podemos permitirnos tomar 10 minutos para hacer la comida, por lo que el estrés y el agobio juegan en nuestra contra y podemos comer mucho y rápido sin controlar lo que ingerimos y además sin llegar a saciarnos del todo, pues ya hemos hablado de la importancia de comer lento y masticando para llegar a la sensación de saciedad antes.
  • Frente a la televisión: más de lo mismo, pues la televisión nos distrae y no nos permite concentrarnos en lo que comemos, además, mientras miramos la tele podemos ser presa de múltiples anuncios televisivos colmados de comida rápida que nos incentiven a seguir comiendo.
  • En el cine: es una versión mucho más ligera que la televisión pues no podemos ingerir cualquier cantidad de comida y lo limitamos a patatas fritas, palomitas, bebidas azucaradas, golosinas y poco más. Son alimentos más grasos de lo habitual y que muchas veces consumimos para hacer algo mientras se ve la película. Lo importante en estos casos es no hacer tu comida principal sino reemplazar una merienda por una porción adecuada de palomitas de maíz acompañada de alguna bebida sin azúcar agregada ni alcohol.

En Vitónica | Los lugares en los que no debemos comer para evitar el aumento de peso Foto | Gabrielsaldana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos